‘Las leyes se cambian en el Congreso’, le dice el massismo al gobierno en su campaña de reinstalación política


El Frente Renovador de Sergio Massa encontró la oportunidad perfecta para reinstalar su remozada marca política: el megadecreto de Macri que modificó 140 leyes de un plumazo. Con ese antecedente salió a la arena a mostrar su nuevo rol opositor, con denuncias en la justicia y campaña digital en las redes sociales.

Una acción declarativa de inconstitucionalidad del DNU firmado por el Gobierno el 10 de enero y publicado al día siguiente fue presentada ayer en Tribunales por los diputados Graciela Camaño, José Ignacio de Mendiguren, Alejandro Grandinetti, Daniel Arroyo, Raúl Pérez, Marco Lavagna y Carla Pitiot.

Son peores que los kirchneristas. Se pasaron por encima a la comisión bilateral y al Congreso. El decreto dice que tiene vigencia desde el día siguiente a la publicación. Pues bien, si la Justicia demora meses en declarar su inconstitucionalidad, durante esos meses el decreto estará vigente y después nos enteraremos de que los Calcaterra se llevaron todas las licitaciones y que los fondos de la Anses fueron a parar a los amigos del poder.
(Graciela Camaño, jefa de bloque del FR en Diputados)

Al mismo tiempo que esto pasaba en la justicia y en la TV, en las redes sociales el partido de Massa luchaba por instalar el hashtag #Decretazo para mostrarle a la cirber ciudadanía su militancia opositora. Sabedores de que la política se juega también en internet, los massistas lograron rapudamente ser trending topic en Twitter con fuerte impacto en Buenos Aires y Santa Fe.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.