La inflación se transforma en el peor enemigo del gobierno de Macri


El presupuesto 2018 votado hace no más de un mes en el congreso proyectaba una inflación rondante el 15%, pero la mayoría de los analistas la ubican en el 21%. Los gremios se resisten a una paritaria menor al 20%.

En la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC), ninguna de las 11 consultoras relevadas espera una inflación menor al 17,3% para este año. Y, en la que más aumentos de precios proyectan, el número llega a 20%.

En cambio, en FocusEconomics, las respuestas de las 30 consultoras y bancos relevados oscilan entre un 16,1% (que es el caso de BMI Reseach) hasta 21,6% que esperan en Econometrica.

El gobierno apunta a una paritaria que ponga el techo en el 15%, pero la mayoría de los gremios la rechaza.

“Necesitamos gatillar para romper el techo que quiere imponer el Gobierno”, comentó un dirigente de los trabajadores.

“Es tiempo de mirar hacia adelante y no hacia atrás; lo que se tenía que ajustar ya se ajustó y ahora hay que mirar para adelante y la meta es 15 por ciento”, afirmó un funcionario del gobierno.

El Gobierno habida cuenta de lo que viene sucediendo con la pauta inflacionaria creó desconfianza por lo que considero que no habrá dirigente que se anime a firmar por el 15 por ciento; por lo que entiendo que la herramienta de la cláusula gatillo es un buen mecanismo.
(Armando Cavalieri)

Por caso el gremio de Empleados de Comercio recientemente anunció que activó la cláusula gatillo firmada el año pasado cuando el arreglo fue el 20% + diferencia con inflación. Así, la cláusula gatilla le permitió ganar un 6% más de aumento de sueldo que compense al de los precios. Lo mismo están proponiendo ahora otros dos gremios grandes, además del de Comercio, Bancarios y Docentes.

Mañana tendrá lugar el almuerzo que todos los años y desde hace dos décadas organiza Luis Barrionuevo en Mar del Plata. Será un termómetro sindical sobre varios temas: futuro de la CGT, reforma laboral, paritarias y sindicalistas bajo la lupa judicial. La concurrencia o no de los distintos sectores dará volumen político y estratégico a lo que se converse ahí.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.