LA INDEMNIZAN CON 15 MIL PESOS PORQUE MANDÓ A HACER UN MUEBLE Y NUNCA SE LO ENTREGARON


LA INDEMNIZAN CON 15 MIL PESOS PORQUE MANDÓ A HACER UN MUEBLE Y NUNCA SE LO ENTREGARON. FUE EN CIPOLLETTI

Mandó a fabricar un mueble, por el que anticipó una suma de dinero. Pasaron los días, reclamó decenas de veces, nunca obtuvo una respuesta y ahora la justicia de Cipolletti dispuso que el comercio le tiene que abonar a la mujer casi 15 mil pesos. El hecho ocurrió en la localidad del Alto Valle y se realizó un proceso de Menor Cuantía que tuvo rápida resolución.
La información señala que una mujer contrató la construcción de un mueble de madera, del tipo vajillero en Ruffino Muebles. “Quédese tranquila que en 21 días está listo” le dijeron. Eso fue el 8 de junio de 2017, y hasta el día de hoy tiene toda la vajilla desordenada, sin lugar donde ponerla. El demandado había cotizado el trabajo en 7990 pesos.
Según trascendió, la clienta pidió que le fabriquen un mueble vajillero abierto de 1,50 por 1,80 metros de color blanco con herrajes. Realizó la transferencia pactada y en ese momento le facilitaron un número de teléfono para continuar con la gestión.
Transcurridos los 21 días, comenzó el bicicleteo. “El plazo son en días hábiles, no corridos”, fue la primera excusa. A partir de eso vinieron mil explicaciones que colmaron la paciencia del cliente quien hizo la denuncia correspondiente a un proceso de Menor Cuantía ante el Juzgado de Paz de Cipolletti.
Durante el trámite judicial, la firma demandada fue citada dos veces y no concurrió.
La jueza Gabriela Lapuente. En su resolución a favor de la demandante resolvió que “En cuanto al daño punitivo, debo señalar que la actora se vio obligada a realizar distintas comunicaciones a fin de aclarar cuándo se iba a concretar el cumplimiento del contrato y nunca obtuvo una respuesta favorable o que mostrase un interés por intentar resolver el asunto, solamente hubo respuestas evasivas, por lo que considero que en el caso la conducta ha sido manifiestamente ofensiva (…) En el caso de marras se probó la falta de colaboración y desentendimiento del problema ya que de las conversaciones surge que el demandado de forma reiterada dio respuestas evasivas con promesas incumplidas, además de que se configuró la violación al deber de informar sobre el tratamiento dado a la queja del consumidor (art. 4 ley 24.240)”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.