LA FAMILIA MALDONADO DEJARÁ DE COBRAR LA INDEMNIZACIÓN POR LA MUERTE DE SANTIAGO. “NO FUE DESAPARICIÓN FORZADA” DICE LA JUSTICIA


LA FAMILIA MALDONADO DEJARÁ DE COBRAR LA INDEMNIZACIÓN POR LA MUERTE DE SANTIAGO. “NO FUE DESAPARICIÓN FORZADA” DICE LA JUSTICIA

Los Maldonado dejarán de cobrar la indemnización que les daba el ministerio de Justicia de la Nación, por la presunta “desaparición forzada” de Santiago, desaparecido en medio de una escaramuza con Gendarmería Nacional, y hallado ahogado en las frías aguas del río Chubut.
Sergio, el hermano que cobra la indemnización, aun hoy (luego de fallos judiciales y de la opinión de mas de 30 peritos, algunos de los cuales representaban a la familia) sigue insistiendo con la figura de “desaparición forzada” y en ese reclamo lo acompañan algunos grupos de izquierda y organizaciones que han protagonizado enfrentamientos con las fuerzas publicas.
La información señala que el Ministerio de Justicia de Nación “dejará de indemnizar a la familia de Santiago Maldonado. Esta decisión se tomó luego de que el juez federal Gustavo Lleral determinó que el joven falleció ahogado y en soledad sin la intervención de terceros. El dinero que se le daba a la familia de Santiago estaban amparados en la Ley de Derechos y Garantías de las Víctimas de Delitos por supuesta desaparición forzada”
Según se indicó, “a lo largo de un años y tres meses, los Maldonado recibieron 1,5 millón de pesos en concepto de gastos vinculados a la causa, entre ellos, pasajes de avión, hoteles y comida”, al revertirse el resultado de la causa, se desconoce si deberán devolver lo recibido-
Desde la justicia señalaron que “la ayuda terminó porque el juez dejó establecido que no hubo delito. Nosotros colaboramos en todo momento con la familia y creemos que nuestro compromiso cubrió sus necesidades. Hemos cumplido con ellos como ministerio”,
Sergio y sus seguidores, con pocos argumentos para continuar con el reclamo monetario, insistieron con que el Juez Lleral “fue amenazado para cerrar la causa”


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.