La ‘chicana’ de Rafecas resultó cierta y el gobierno de Macri teme que sus funcionarios puedan también caer presos


El jueves pasado, ante el Jury (juicio Político) que se le sigue en su contra, el Juez Rafecas chicaneó a los consejeros de la magistratura con el fallo de Bonadío contra Cristina Fernández afirmando que también deberían ir presos el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger y la vicepresidenta de la nación, Gabriela Michetti.

Ambos cuestionados, uno por la exorbitante compra de lebacs y la otra por haber celebrado un memorandum con Qatar sin pasar por la aprobación del congreso.

Según informa el diario Perfil hoy, ese, justamente, fue uno de los temas que debatieron ayer en la “mesa jurídica” los principales asesores letrados del presidente Mauricio Macri. Y llegaron a la conclusión de que no solo la ex presidenta no debería ir presa tras la decisión del juez Claudio Bonadio, sino que, incluso, varios se animaron a cuestionar la legitimidad de la prisión para Amado Boudou.

“Es una locura, esto puede volver contra nosotros como un boomerang. Si la preventiva es por entorpecer una causa, la mitad de los funcionarios actuales imputados por Comodoro Py podrían estar presos con el mismo criterio”, le dijo a Perfil uno de los juristas que asesora al jefe de Estado.

Al parecer el gobierno no solo está preocupado por la ligereza con que la justicia está tomando la denominada “Doctrina Irurzun” sino que además intenta despegarse de cualquier suposición que plantee cierta injerencia del Poder Ejecutivo en las decisiones del Poder Judicial.

“Tener a una ex presidenta detenida o con pedido de prisión es muy fuerte. Hasta el caso De Vido está dentro de los márgenes, lo de Cristina es demasiado”, habría afirmado al diario Perfil otro de los funcionarios con despacho en la Casa Rosada.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.