Juzgan homicidio ocurrido en un domicilio de la calle Falucho de Cipolletti


Comenzó a juzgarse hoy ante la Cámara Segunda en lo Criminal a un hombre que está acusado por el homicidio de su hermano.

El imputado es Simón Sanhueza, procesado por el delito de “homicidio simple” y actualmente en libertad. Está siendo asistido por el defensor público Sebastián Nolivo.

En la indagatoria, hoy, se abstuvo de declarar. Luego se presentaron como testigos el médico policial que examinó al acusado el día del hecho, otros tres policías que participaron del procedimiento y un vecino. Mañana están previstas las declaraciones de otros ocho testigos, el jueves de siete testigos, el lunes 27 de otros siete y, finalmente, el miércoles 29 se fijó fecha para la audiencia de alegatos.

El tribunal está presidido por el camarista César Gutiérrez Elcarás e integrado por los jueces Guillermo Baquero Lazcano y Pablo Repetto. El fiscal es Marcelo Gómez.

A Sanhueza se le imputa el hecho “ocurrido en Cipolletti el 30 de julio de 2014 a las 21:20 hs aproximadamente. En esa oportunidad Simón Sanhueza ingresó al domicilio de la víctima Sergio Sanhueza sito en Falucho 1445 y, previo una pelea entre ambos en la cual se lesionaron mutuamente, el imputado Simón Sanhueza le asestó, con la intención de dar muerte a su hermano Sergio Sanhueza, tres puñaladas con un elemento punzo cortante, causándole una herida cortante de 18 milímetros sobre el mango del esternón que lo atraviesa; una herida cortante en cuarto espacio intercostal de 1 centímetro de longitud que lesionó el pulmón izquierdo y una lesión cortante en región para esternal izquierda de 3, 5 centímetros de longitud la cual afectó el pericardio, corazón, diafragma, lóbulo izquierdo del hígado y estómago, resultando esta última lesión la que le produjera la muerte a la víctima”.

El primer testigo en declarar hoy fue el médico policial Luis Marcelo Turi, quién examinó al imputado Sanhueza luego del hecho. A preguntas del fiscal el profesional contestó que el acusado tenía heridas cortantes en dos de sus dedos de la mano derecha. Indicó que “no se puede determinar el elemento que ocasionó la herida. Todo lo que sea cortante y tenga filo”.

Luego se presentaron a declarar otros tres empleados policiales que concurrieron a la escena del hecho y participaron del procedimiento. Uno de ellos se ocupó del traslado de la víctima, que estaba agonizando, y los demás se entrevistaron con las personas que estaban en el domicilio. También declaró un vecino que aportó algunos detalles. Mañana están citados familiares tanto de la víctima como del imputado y otras personas allegadas al círculo íntimo.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.