Juez de Ejecución fijó audiencia por la situación del penal de Cipolletti


El juez de Ejecución de Cipolletti Lucas Lizzi fijó una audiencia para el próximo lunes 27 de junio a las 10:30 hs. Allí se abordarán varias cuestiones en relación a la situación del Establecimiento de Ejecución Penal N°5 de Cipolletti.

Con motivo de resolver los planteos que se fijaron en la medida cautelar de la semana pasada, el juez citó al ministro de Seguridad y Justicia de la provincia Gastón Pérez Estevan, al secretario de Seguridad Marcelo Esteves, al director del Servicio Penitenciario Provincial Hugo Ceccini, al director del área Logística e Infraestructura Luis Zanco, al director y subdirector del Establecimiento de Ejecución Penal N°5 Emilio Martínez y Freddy Mulato, al fiscal de Ejecución José Rodríguez Chazarreta y a la defensora de Ejecución Laura González Vitale.

Hace dos semanas, tanto Rodríguez Chazarreta como González Vitale hicieron varios planteos ante el Juzgado de Ejecución N°8 de la Cuarta Circunscripción.

El primero interpuso una medida cautelar de “no innovar” y la segunda un recurso de “habeas corpus”. Finalmente los dos planteos se unificaron en un solo expediente.

El juez resolvió, por siete días, la prohibición de ingreso de nuevos internos al penal N°5. Es que el número de personas alojadas supera el máximo permitido, que son 120 reclusos según lo informado. También intimó al ministerio de Seguridad y Justicia para que elabore un “plan de acción”.

Entre otras cuestiones Lizzi objetó la puesta en funcionamiento del gabinete Criminológico (que es el organismo encargado de evaluar y calificar a los presos), la falta de profesionales médicos y de un equipo especializado para el tratamiento de ofensores sexuales. En esa misma medida también se incluyó el problema en el sistema de calefacción.

En cuanto al alojamiento de condenadas de sexo femenino, Lizzi solicitó la creación o readecuación de un pabellón especial para mujeres y de un pabellón para internos con beneficios. Advirtió que, atento a la cantidad de presos alojados, también se debe incrementar la cantidad de personal penitenciario.

La medida cautelar de “no innovar” venció el jueves 16 de junio y, aunque el juez tenía la facultad de prorrogarla, finalmente decidió convocar a una audiencia para analizar junto a las autoridades cada uno de los planteos.

En el contexto de la medida cautelar, y mediante una comunicación telefónica, las autoridades del ministerio de Seguridad y Justicia le informaron al juez de Ejecución que “se procedió a fijar provisoriamente el tope de alojamiento en un total de 155 internos”.

El día que la defensora interpuso el recurso de “habeas corpus” los internos habían iniciado una huelga por el problema con la calefacción en los pabellones “C” y “D”. A raíz de ese reclamo, el fiscal recorrió las instalaciones de la penitenciaría y luego formuló una serie de planteos que quedaron explicitados en la medida cautelar.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.