José Rodrigo de San Martín y Matorras (QEPD)


Falleció en Boulogne-sur-Mer, Francia, el 17 de agosto de 1850, quien en vida fuera el General Don José de San Martín, Libertador de América. Sus restos -originalmente enterrados en el cementerio local- descansan en paz en suelo Patrio, en la Catedral metropolitana de Buenos Aires.
Su hija Manuelita, junto a sus hermanos María, Manuel, Juan y Justo; sus nietos, sobrinos y demás deudos comunicaron su dolor e informaron que el próximo aniversario se realizará una misa en homenaje al Padre de la Patria.

RESEÑA

José Francisco de San Martín y Matorras1​ (tal su nombre completo), nació en Yapeyú, Corrientes, el 25 de febrero de 1778. No se cree que haya sido hincha de Mandiyú -equipo de futbol de esa provincia que supo dirigir técnicamente otro grande la historia argentina, Diego Maradona- pero no se descarta que fuera simpatizante de Atlético Madrid, dada la profunda enemistad de dicho club con la coronal española; sentimiento que compartía el prócer argentino.

Su vida estuvo plagada de viajes, aventuras y lecciones de moralidad y heroísmo que aún perduran y son parte de su legado histórico. Ya que desde chico emprendió el cruce del atlántico rumbo a la España para estudiar la carrera militar y combatir contra las tropas de Napoleón Bonaparte, ganándose el título de Capitán de caballería.

Ya de vuelta en nuestras tierras, pampas, sus otros viajes, tanto a Chile -cruzando la cordillera a lomo de burro-, como a Perú en la flota de Guillermo Brown, no fueron menos importantes.

En Guayaquil, hoy Ecuador, conoció al ídolo del Comandante Hugo Chávez de Venezuela: Simón Bolivar. Y en un fraterno abrazo, lo hizo famoso al decirle: “Hasta acá llegué yo, ahora te toca a vos terminar lo empezado, compañero!”.

PARTICIPAN DEL DECESO

Manuel Belgrano y flia. participan con profundo dolor el fallecimiento de quien en vida fuera el Padre de la Patria y elevan una oración en su memoria. Descanse en paz.

Juan Manuel de Rosas e hija, participan de su fallecimiento, ruegan por su alma y acompañan a María, Manuel, Juan, Justo y familia en este doloroso momento.

Facundo Quiroga, soldado del Ejército de Los Andes participa:  Fuiste como un padre y amigo. Nos quisiste y te hiciste querer. Nos enseñaste a amar a la Patria y decías que procuráramos ser buenos soldados y honrados ciudadanos. Hoy somos hombres que peinan canas, nos invade el dolor pero sobre todo esperamos no haberte defraudado. Te llevaremos siempre en nuestros corazones.