JAVIER MUÑOZ CUENTA COMO VIVIÓ LA PRIMERA JORNADA DEL JUICIO POR LA MUERTE DE SU HERMANO LUCAS


“Los acusados tuvieron dos actitudes: Morales atemorizado, Irusta despreocupado”, relató el hermano de Lucas Muñoz, el policía asesinado en Bariloche, en el programa de Julio Alvarez “lo que queda del día”. (La nota a Javier en el audio adjunto)

El Tribunal unipersonal a cargo del Juez Marcelo Barrutia comenzó a debatir en audiencia oral y pública una de las causas conexas que se iniciaron a raíz de la investigación por la desaparición y homicidio del oficial de la Policía de Río Negro, Lucas Muñoz. Se encuentran imputados y procesados, -de acuerdo al sistema anterior- Maximiliano Julián Morales y Luis Daniel Irusta, ambos policías.

Llegan a juicio ambos hombres como presuntos autores penalmente responsables del delito “Allanamiento Ilegal”. Oportunamente la fiscalía imputó el hecho ocurrido el día 14 de julio del año 2016 en Moreno 594, lugar de residencia de Lucas Muñoz. En la oportunidad siendo entre las 22 hasta pasadas las 23 horas, Maximiliano Julián Morales y Luis Daniel Irusta, ambos en su calidad de empleados de la Policía de Río Negro y en el ejercicio de sus funciones, se hicieron presentes en el domicilio aludido. Una vez allí procedieron sin orden escrita y fundada por autoridad judicial competente, y por fuera de las formalidades previstas por la ley, a introducirse en la habitación que habitaba Lucas David Muñoz, quien para ese momento estaba siendo buscado, por desconocerse el paradero desde el mediodía de esa fecha.

En tales circunstancias, procedieron a manipular documentación y objetos tales como la computadora personal de Muñoz. Fue así que Morales procedió a revisar efectos personales de Muñoz, tanto del ropero donde guardaba su ropa, como así también la mochila, una carpeta que se hallaba en su interior y otras carpetas que estaban apiladas en una silla, mientras que Irusta comenzó a revisar el historial de los archivos de la computadora que se hallaba encendida. Asimismo y con el teléfono celular de Maximiliano Morales, hizo tomas fotográficas de la pantalla del monitor de varios sitios que figuraban en el historial, para luego Morales, tomar otras fotografías de un papel que contenía datos de una persona, con un nombre cuya letra inicial es la “D” y cuyo apellido comienza con “H” y de un N° de teléfono con característica 02944. Luego de lo cual, ambos imputados abandonaron el hotel donde residía Muñóz.

Al conocer la imputación formulada, Irusta optó por abstenerse de declarar. Su defensor Gustavo Godoy, adelantó que avanzado el juicio prestará declaración. Por su parte Morales señaló que estuvo en el lugar, el mismo día de la desaparición de Muñoz, en horas de la noche. Destacó una relación de amistad muy grande con Lucas Muñoz y su intención de colaborar en la búsqueda.

Daniela Rodio, novia de Muñoz fue la primera testigo en declarar. Dijo conocer y seguir confiando en Morales y ratificó al Tribunal la amistad de Muñoz y Morales.Luego brindó precisiones sobre lo ocurrido en la noche en que se presentaron ambos imputados en la habitación. También se escuchó a Tomás Raile , portero del hostel donde residía Muñoz. En el cierre de la primera jornada del juicio declaró como testigo Ariana Ruarte, agente policial que en el momento del hecho fue asignada para acompañar a Daniela Rodio.

El juicio continuará el próximo lunes.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.