Inspeccionaron medidores de agua en Patagones


El titular de la Oficina Municipal de Información al Consumidor –OMIC-, Santiago Dalmau, junto al gerente comercial de la empresa Aguas Bonaerenses S.A en Bahía Blanca, Gerardo Villalba, acompañados por la directora de Gobierno, Adriana Llambay, realizaron una inspección en domicilios de Patagones para conocer el trabajo de la empresa General Sarmiento, firma contratada por ABSA para medir el consumo que se factura a los vecinos del distrito.

Cabe mencionar que fueron diversos los reclamos realizados por vecinos, en la OMIC sobre el servicio, la atención al público y los elevados importes en las facturas de la empresa.

Dalmau precisó: “la actividad surge a raíz de la reunión mantenida hacia fines de agosto con el Jefe de Gabinete, Daniel Paredes, el Secretario Legal, Juan Manuel Angos, y autoridades regionales de la empresa ABSA, donde solicitamos dar mejor respuesta a los vecinos que plantean la necesidad de optimizar la atención en la oficina local de la empresa y la gestión de reclamos, a la vez que solicitamos información sobre la facturación y las tarifas, la complementación de la tarifa social para hogares de bajos recursos y planes de pagos accesibles para usuarios con deuda”.

Respecto al estado de los medidores y la forma de medición del consumo de agua remarcó: “pudimos observar junto a los directivos de ABSA que hay medidores en mal estado, muy antiguos, donde es muy difícil realizar una lectura fehaciente de los consumos, solicitamos se proceda al recambio de alguno de ellos y la implementación de una vía directa de comunicación con la empresa en Bahía Blanca, para poder agilizar los trámites necesarios para mejorar el servicios”.

“Entendemos desde el municipio que los aumentos de tarifas tienen que estar acompañados de una mejor prestación del servicio de agua y de cloacas para los vecinos, para ello, las empresas deben invertir”, finalizó Dalmau.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.