Incorporan instrumental de vanguardia para el análisis de suelos agropecuarios


La Universidad Nacional del Comahue liberó la orden de compra para adquirir un analizador automático de carbono, que servirá para analizar la calidad química de los suelos, un instrumental de significativa importancia para la industria agropecuaria del Valle Inferior de Río Negro. Este equipo, único en la región, será destinado a la Unidad Integrada para la Innovación del Sistema Agroalimentario de la Patagonia Norte (UIISA), organismo tecnológico-científico interinstitucional que integra la UNCo.

El analizador de carbono tiene un costo de 1.575.000 pesos y fue comprado con fondos genuinos de la Universidad, generados con el canon de los servicios que se prestan a terceros en materia de transferencia tecnológica. La compra de este equipo forma parte de la contraparte que debe aportar la Universidad del Comahue, comprometida en la conformación de la Unidad Agroalimentaria. La gestión es realizada por la Subsecretaria de Vinculación y Transferencia Tecnológica de la UNCo.

Este equipo es de suma importancia para actividades de investigación, desarrollo e innovación del sistema agroalimentario del sector público y privado de la norpatagonia y una herramienta para generar nuevos servicios a terceros, en el marco de la transferencia tecnológica.

Con este aporte, la Universidad cumple con lo acordado en la firma de la constitución de la UIISA, representando el aporte por la cesión de la fracción indivisa de tierra ubicada en el departamento Adolfo Alsina, provincia de Río Negro. De este modo la UNCo es propietario del 9% de una superficie total de 155 ha.

El equipo que se adquiere es un analizador elemental de carbono para muestras de suelos, cementos y piedra caliza por combustión a alta temperatura con detección infrarroja no dispersiva. Tiene la capacidad para analizar las muestras en un periodo de 60 a 120 segundos.

La Unidad Agroalimentaria está integrada por organismos científico-tecnológicos provinciales y nacionales y las universidades del Comahue y de Río Negro y tiene asignada una inversión de 80 millones de pesos para desarrollar ocho grupos de trabajo en investigación y extensión en distintas áreas agropecuarias. Funcionará en un predio cedido por el Instituto de Desarrollo del Valle Inferior, cercano a Viedma. Está presidida por Gabriela Ashkar, docente e investigadora del Centro Universitario Regional Zona Atlántica (CURZA) de la Universidad del Comahue.

Esta unidad de desarrollo trabajará junto a los productores y sus instituciones intermedias en la transferencia de tecnología que garantice la sustentabilidad de producciones. “Es una clara demostración del compromiso de la Universidad pública para el desarrollarse en el medio productivo, social y económico en el que está inserta, los productores requieren de la Universidad y reciben asistencia de excelencia, con sus mejores investigadores”, expresó el rector Gustavo Crisafulli.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.