Fallo con lenguaje accesible obliga a abonar prestación alimentaria


La jueza titular del Juzgado de Familia N° 7 de Viedma, María Laura Dumpe, dictó un fallo con lenguaje accesible, que contiene un apartado con una explicación sencilla para facilitar la comprensión plena a un padre. La sentencia le obliga a abonar mensualmente una prestación alimentaria a favor de su hija.

“Usted se desentendió de su hija no sólo del aporte económico que la ley lo obliga a realizar, sino también de darle afecto, de acompañarla a la escuela, de hacer con ella sus tareas diarias, de su problema de salud, en definitiva se desentendió de su rol de padre y ello tiene un costo económico porque con su actitud está recargado a la madre que está afrontando sola una obligación que es compartida por ambos padres”, dice el apartado.

La sentencia obliga a un papá que realiza “changas” en San Antonio a depositar mensualmente el 30 por ciento de sus ingresos, con un piso de 3000 pesos. Lo distintivo del fallo es que, además de las consideraciones jurídicas que sustentan la decisión, cuenta con un ítem específico en “lenguaje accesible”.

De esta manera, se avanza con un paulatino proceso que el Fuero de Familia ha adoptado en la Provincia de Río Negro, la sustentar jurídicamente las decisiones luego de escuchar a las partes y al niño o niña involucrada, pero también al adaptar el léxico para su comprensión general.

En el Poder Judicial de Río Negro las juezas y jueces han redactado fallos accesibles para adaptarlos al entendimiento de los niños, en sentencias donde se resuelven cuestiones de capacidad y también en casos que involucran a adultos con menores competencias linguísticas.

En este caso, la sentencia le explica en forma directa al papá que “no basta con decir que tiene dos hijos mas para desentenderse de la obligación que usted tiene con su hija”. Además, le advierte que en caso de no cumplir “con la suma fijada en esta sentencia, puedo tomar distintas medidas para asegurar el cumplimiento de la cuota”.

No solo el fallo tiene un apartado con lenguaje sencillo. La propia cédula de notificación, que es el primer contacto del ciudadano encartado con la Resolución, tiene subrayado en negrita un texto accesible.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.