ENOJO DE USUARIOS CON EL TRANSPORTE URBANO DE PASAJEROS DE VIEDMA. “ESPERAMOS UNA HORA BAJO LA LLUVIA” DICEN

 

ENOJO DE USUARIOS CON EL TRANSPORTE URBANO DE PASAJEROS DE VIEDMA. “ESPERAMOS UNA HORA BAJO LA LLUVIA” DICEN

El servicio de transporte urbano de pasajeros que presta la empresa “Ceferino” en Viedma está en el centro de la polémica porque los usuarios dicen que tarda mucho (“esperamos más de una hora bajo la lluvia”) y que sienten que le toman el pelo. La empresa recientemente reclamó mejoras en las tarifas, e implementó, de manera apresurada un sistema de tarjetas locales para reemplazar a las SUBE: todo esto es motivo de queja para los usuarios que se contactan con LU15.
Aurora, una vecina de 72 años del barrio “1016 Viviendas” hizo público su enojo por situaciones vividas esperando un servicio que tardaba en llegar. En las últimas jornadas, con lluvias y lloviznas, no fue fácil esperar la llegada del colectivo, especialmente en los barrios.
Lejos de enfriar los ánimos, la lluvia los recalentó. “Esa vergüenza, una tomada de pelo para los usuarios. Hay que esperar una hora a que llegue el colectivo. Hay padres que van al trabajo y llevan a sus niños a las escuelas, personas mayores, todos esperando un servicio que no llega”, graficó la usuaria.
También se mostró preocupada por la implementación de una tarjeta para viajar, exclusiva de la empresa que en teoría no reemplaza la tradicional SUBE, pero que su uso fue dejando sin puntos de recarga a los usuarios de la otra tarjeta. “Desde el barrio nos tenemos que ir hasta el centro a cargarla, y a veces no encontramos lugar” dice Aurora, que se resiste a cambiar su medio de pago para viajar.
El empresario de transportes, en diálogo con LU15 hace unos días, expuso las razones de prestación del servicio, señalando que, desde la empresa, se brinda lo mejor, que los micros pasan a horario y que pronto se implementaría una aplicación para celular, a fin de seguir desde el celular el recorrido de cada unidad. Todas estas explicaciones no alcanzan a tranquilizar a muchos usuarios que entienden que el servicio podría ser mejor.
El enojo, que corre por cuenta de Aurora y varios más que dejaron mensajes, lleva a situaciones como decir que “habría que traer empresas de otros lugares y decirle a Balogh que se vaya al diablo” según señaló la vecina de las “1016”

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.