Viedma.- Una moto estacionada en una vereda de la calle Chaco al 1300 a la que además le faltaban los plásticos y el sector de los cables.

El jueves por la tarde uniformados de la Comisaría 30º observaron al vehículo rojo estacionado frente a una vivienda, al no encontrar personas para consultarle por la procedencia del motovehículo, se les preguntó a los vecinos del lugar, quienes aseguraron no haber visto al rodado en ese lugar.

Luego de varias averiguaciones se conoció que la moto tenía pedido de secuestro, ya que la persona damnificada habría realizado la denuncia en el Destacamento 107º.