En búsqueda de una salida pacífica del conflicto de tierras en Villa Mascardi


Integrantes de la comunidad mapuche Lof Lafken Winkul Mapu, se reunieron ayer en la sede de la Universidad Nacional del Comahue, en Bariloche, con representantes del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), el obispo de Bariloche, la APDH y la defensora del Pueblo Municipal.
También participaron voceros de la Confederación Mapuche de Neuquén y de la Coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro.

Del encuentro emitieron un documento donde manifiestan que “las comunidades mapuche autoconvocadas se encuentran en un proceso interno de consulta para llevar a la Mesa de Diálogo (que esperan se de hoy con el gobierno), en el marco de las leyes y reconocimientos constitucionales vigentes, tomando en cuenta nuestras formas culturales de toma de decisión”.

Asimismo consideraron un logro de ese diálogo inicial haber logrado ayer la liberación de Fausto Jones Huala y Lautaro González por parte del juez Villanueva.

Por su parte, el decano de la Universidad del Comahue, Víctor Báez, dijo que “sigue vigente la propuesta de presentar un Amicus Curiae, para acompañar y fortalecer un pedido de debido proceso”, a la que se sumó el obispo de Bariloche, Juan José Chaparro, quien a estas alturas oficia como intermediario entre las partes.

Además la iglesia argentina emitió comunicado a través del lider de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lugones, quien respaldó la actuación del obispo de Bariloche, Juan José Chaparro, por ser el impulsor de la Mesa de Diálogo que se conformó para buscar una solución pacífica al conflicto con los mapuches. “Estamos totalmente de acuerdo con lo que está haciendo nuestro hermano, el obispo de Bariloche”, dijo el obispo de Lomas de Zamora y recientemente designado a cargo de la Pastoral Social, en declaraciones que realizó a Radio María. “La Iglesia siempre llama al consenso y da espacios físicos y morales para el diálogo. Y el diálogo no está reñido con el cumplimiento de la ley”, aseveró el titular de la Pastoral Social.

(Foto: El Cordillerano)

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.