En agosto comienza en Roca el juicio a la presunta “Banda del crudo”


Con un total de diez personas imputadas y alrededor de 30 testigos convocados, comenzará en agosto el juicio oral y público por los presuntos delitos de asociación ilícita, robo de petróleo y otros delitos vinculados detectados en Roca en el año 2012.
Los hechos que se investigan habrían tenido epicentro en un puesto rural ubicado a 6 kilómetros de Roca, por donde pasa un oleoducto de la empresa Oldelval. Según la requisitoria de elevación a juicio, los imputados habrían conformado “una organización delictiva para sustraer, trasladar y comercializar” el crudo, efectuando una “pinchadura” en el ducto, derivando el petróleo a un piletón clandestino y de allí a camiones. Con esa modalidad se habrían configurado al menos cuatro hechos de robo por un volumen superior a los 100.000 litros de crudo. También se atribuye a algunos de los imputados haber organizado “el destino, distribución e inversión de las ganancias obtenidas” mediante la sustracción y comercialización del fluido.
En el proceso se investigan los presuntos delitos de “asociación ilícita”, “robo en despoblado y en banda”, “portación ilegal de arma de fuego de uso civil”, “tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil”, “tenencia ilegal de arma de fuego de guerra de uso civil condicionado” y “uso de documento privado falsificado”, distribuidos entre diez imputados con distinto grado de participación.
Por el avanzado estado del proceso, el juicio oral y público se realizará bajo las pautas del viejo sistema procesal penal ante la ex Cámara Criminal Tercera, integrada por los jueces Fernando Sánchez Freytes, Verónica Rodríguez y el subrogante Alejandro Pellizzon. A cargo de la acusación estará la Fiscal de Cámara Graciela Echegaray.
El debate está planificado en siete audiencias de alrededor de cinco horas cada una, aunque esa previsión podría variar de acuerdo con la extensión de las declaraciones y la dinámica propia del proceso. En principio, se realizaría los días 17, 18, 22, 24, 28 y 31 de agosto, mientras que los alegatos finales se expondrían el 6 de septiembre.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.