EL PELIGRO DE LOS GLOBOS CON HELIO


La Legislatura rionegrina, aprobó durante su última sesión y en primera
vuelta, el proyecto de ley impulsado por los legisladores Jorge Ocampos
y Daniela Agostino, que prohíbe en todo el territorio de la provincia la
suelta de globos con helio al aire libre, exceptuando aquellos que se
liberen con fines científicos y meteorológicos.

Los parlamentarios del Bloque CC ARI Cambiemos, explicaron que se
utilizan los globos con helio en distintas actividades y celebraciones,
posiblemente con gran desconocimiento y sin considerar el riesgo de
impacto negativo que puede provocar sobre el ambiente y la afectación a
la biodiversidad.

El legislador Ocampos informó que esos globos “se elevan, recorren
grandes distancias y explotan o se desinflan cayendo al mar o la tierra
y allí es donde pueden convertirse en una condena a muerte, o una
agónica muerte por inanición, asfixiando a animales marinos,
inmovilizando aves al enredarse entre sus alas u obstruyendo el sistema
digestivo de un animal al tragarlo”.

“Los globos no son biodegradables y contaminan durante muchos años”,
indicó el legislador, quien recordó que “la Ley General del Ambiente Nº
25.675, impone entre los objetivos cumplir que se asegure la
preservación, conservación, recuperación y mejoramiento de la calidad de
los recursos ambientales; mantener el equilibrio y dinámica de los
sistemas ecológicos y asegurar la conservación de la diversidad
biológica”.

Finalmente al fundamentar la iniciativa, Ocampos mencionó que “la
prevención de los impactos negativos que puedan afectar el ambiente, es
la herramienta fundamental sobre la que deben proyectarse las políticas,
destacándose el principio de prevención que opera sobre las causas y
fuentes de los problemas ambientales, debiendo atenderse en
forma prioritaria e integrada y en tal sentido se debe
promover cambios en los valores y conductas sociales que posibiliten el
desarrollo sustentable, a través de una educación ambiental”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.