EL LEGISLADOR RICARDO ARROYO (CFK ARGENTINA) OTRA VEZ DIO QUE HABLAR.


EL LEGISLADOR RICARDO ARROYO (CFK ARGENTINA) OTRA VEZ DIO QUE HABLAR. “CLARIN” DICE QUE QUISO SACAR LICENCIA DE CONDUCIR ESTANDO INHABILITADO

Ricardo Arroyo, legislador rionegrino del monobloque CFK Argentina no deja de ser noticia: esta vez a nivel nacional, ya que el diario Clarín recordó la situación generada cuando se negó a un control de alcoholemia en Bariloche (le retuvieron el carnet de conductor) e informó que intentó sacar nuevamente su licencia (algo que está prohibido) en Lamarque, su pueblo natal. El ex JSRN prefirió como defensa un buen ataque y esparció acusaciones a diestra y siniestra, sin entrar en razones que el principal actor de la situación es él mismo.
Según el diario porteño, el legislador “intentó sacar nuevamente su licencia en su pueblo natal, Lamarque. Una acción ilegal puesto que su carnet de conductor se encuentra retenido al tiempo que tiene prohibido manejar en el territorio nacional”.
“Aprovechando su condición de legislador y de oriundo de Lamarque (Valle Medio de Río Negro), Arroyo hizo el trámite para sacar su licencia en el municipio local. Un proceso que le fue denegado. Su actual licencia terminó retenida por la Dirección de Tránsito del Municipio de Bariloche el pasado 12 de agosto cuando en un control policial se negó rotundamente a realizar a un test para medir la graduación de alcohol que llevaba en la sangre. Arroyo reconoció después haber tomado dos whiskys, pero aun así aquel día rechazó el examen alegando inocencia. Los efectivos procedieron de acuerdo al protocolo de tránsito a retirarle el carnet y el vehículo, una camioneta Volkswagen Amarok. El legislador discutió durante una hora con los agentes hasta que logró que su mujer se pusiera al volante. Su licencia quedó en manos del municipio barilochense” explicó el diario.

(foto archivo)


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.