El increíble hallazgo médico dentro del cuerpo de soldado que desertó de Corea del Norte


La semana pasada el mundo fue testigo del impresionante escape de un soldado que desertó de Corea del Norte hacia Corea del Sur, bajo una tremenda balasera. El video adjunto captura esas imágenes en tiempo real. Pero lo sorprendente del hecho no fue el escape sino lo que los médicos surcoreanos encontraron dentro del cuerpo del soldado al operarlo para extraerle las 5 balas que había recibido.

Le extrajeron cinco balas del cuerpo, pero lo que dejó atónitos a sus médicos es el “enorme número” de parásitos en sus intestinos.

“Nunca había visto algo así en más de 20 años como médico”, dijo a la prensa el doctor surcoreano Lee Cook-jong, quien operó al soldado.

El Dr. Lee señaló que la lombriz más larga extraída del militar medía 27 centímetros.

El caso no solo es sorprendente, sino que ofrece indicios de cómo es la vida en Corea del Norte.

Este otro video grafica el relato del médico que operó al soldado y el hallazgo de los parásitos gigantes. Explicando que los mismo provienen -muy posiblemente- de ingerir alimentos contaminados con bacterias, mostrando de esa manera lo atrasada que es la vida aún en aquel país comunista.

Excrementos en las verduras

Los seres humanos pueden adquirir parásitos por comer alimentos contaminados, por la picadura de un insecto o por el ingreso de los parásitos a través de la piel.

En el caso del desertor norcoreano, lo más probable según los médicos es que se trate de la primera posibilidad.

Cuando el ingreso de parásitos se debe a alimentos contaminados es común que se trate de lombrices.
En Corea del Norte aún se utilizan heces humanas como fertilizante. Y si los excrementos no son tratados debidamente y fertilizan vegetales que luego no son bien cocidos, los parásitos ingresan por vía oral y se alojan en los intestinos.

Algunos parásitos no causan síntomas severos, pero otros son muy peligrosos, de acuerdo a Peter Preiser, profesor de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur.

“Estos parásitos extraen nutrientes del organismo”, señaló el profesor Preiser a la BBC, “así que aunque pasen desapercibidos siempre perjudican la salud. En pocas palabras, las personas con parásitos no son saludables”.

Problemas masivos

Se cree que la presencia de parásitos en el organismo es un problema generalizado en Corea del Norte.
Pero las lombrices también afectan a otros países en desarrollo donde se consumen alimentos mal cocidos fertilizados con heces.

Es posible tratar estos excrementos para convertirlos en fertilizantes seguros para la salud, pero estas prácticas no suelen aplicarse en muchas naciones pobres.

En el caso de Corea del Norte, “el gobierno no admite que haya un problema generalizado de salud porque teme que afecte la imagen del país”, señaló el profesor Lankov.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.