El hospital de Esquel cobra la atención a chilenos, que pagan gustosos por ser atendidos


La semana pasada iniciamos la nueva sección #EncuestasLU15 preguntándote que opinabas acerca de la polémica surgida en la provincia de Jujuy de cobro de la atención médica a los extranjeros (bolivianos) que cruzan la frontera allí para usar el hospital del lado argentino. Pero Jujuy no es el único caso.

Mayoritariamente (77% a 23%), los seguidores de nuestros medios votaron a favor de cobrar a los extranjeros por el uso de nuestros hospitales. Cosa que parecería razonable, normal, si no fuera que la causa está viciada de politiquería de un sector que solo pretende diferenciarse del gobierno haciendo demagogía.

Y para mostrar que el cobro por servicios médicos es normal, razonable, te contamos que el Hospital Zonal de Esquel, en Chubut, cada jueves de cada semana, recibe entre veinte y treinta pacientes chilenos que se atienden allí, gracias a un convenio firmado en el año 2004 entre las autoridades provinciales (que en aquel momento correspondían al Frente para la Victoria) y el Estado chileno.

Los habitantes de las localidades chilenas de Chaitén, Futaleufú y Palena les queda más cerca cruzar la cordillera hasta el hospital de Esquel que ir hasta el nosocomio más cercano de su país (hubicado en Puerto Montt), por tal motivo acordaron -vía consulados de por medio- atenderse en Esquel, y luego el Estado chileno paga por el servicio que brindó el hospital.

El convenio firmado entre el estado de Chile y el ministerio de Salud de la provincia de Chubut estipula que haya día de atención para la atención de pacientes chilenos, con turno previo, y derivados de sus hospitales de referencia por un médico (excepto en lo casos de urgencias). Y un sistema de cobro al Estado chileno, con valores calculados sobre la base de los nomencladores de la obra social provincial. El año pasado facturaron $ 5.600.000.

Nosotros estamos en la zona de cordillera, por lo que era habitual que llegaran pacientes de localidades chilenas que por una cuestión geográfica les queda más cerca nuestro hospital que el de Puerto Montt. El inconveniente que teníamos era que llegaban sin saber lo que requerían ni los gastos que producían. El inconveniente era que al no contabilizar la atención que dábamos no podíamos programar los gastos o generar una política dirigida dentro del hospital (…) Lo fundamental es tener organizadas las prestaciones y brindar la atención correspondiente en orden, para que el funcionamiento hospitalario sea útil para los dos países. No es exclusivamente una cuestión económica, ya que el convenio tiene características que se amoldan a la zona. Si tuviéramos una ciudad muy grande del otro lado, no se si podríamos dar las mismas prestaciones”, le relató el director del hospital de Esquel, Antonio Mugno, al canal 7 de Chubut.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.