El gobierno rionegrino busca fomentar la actividad audiovisual


Por medio de un proyecto de ley que propicia la regulación de la producción, el fomento, la promoción y la difusión de la actividad audiovisual que se realice en el territorio provincial.

Argumenta en la fundamentación que en la actualidad el crecimiento del movimiento audiovisual rionegrino demanda una regulación que hasta el momento es inexistente y que está sostenido por el trabajo que se viene desarrollando en forma ininterrumpida por realizadores provinciales, por las instituciones que los agrupan y por las universidades que ofrecen carreras afines.

En la nota de elevación al Poder Legislativo sostiene que “los trabajadores del sector que residen o llegan a Río Negro requieren con urgencia el establecimiento de un régimen de incentivos para que estos productores no pierdan la potencia y competitividad que han logrado con tanto esfuerzo”.

En este sentido destacó “la ventajosa situación geográfica y variabilidad climática que ofrece la provincia de Río Negro en cuanto a las locaciones naturales, que incluyen desde la cordillera hasta el mar, pasando por valles, ríos o mesetas, intensas nevadas o floridas primaveras que permiten a los realizadores la selección de diferentes escenarios sin salirse del territorio provincial”.

Por ello sostiene que se hace necesario contemplar en el diseño de una Ley, la protección de sus recursos naturales, sin perder de vista la necesidad de transformarse en una plaza competitiva a nivel mundial, que puede lograrse mediante la modalidad de trabajo por reembolso porcentual para aquellas inversiones que se justifiquen dentro del territorio rionegrino.

El objeto de la inicitiva es “fortalecer la incipiente industria cinematográfica provincial, aportando opciones claras en todos los eslabones de la cadena de realización y difusión de los contenidos; facilitar la llegada de capitales nacionales o extranjeros que posibiliten la inversión en la provincia, creando puestos de trabajo genuinos a través de la contratación de técnicos, actores, extras, insumos o logística; y la puesta en valor de los recursos rionegrinos, sean turísticos, naturales, culturales, sociales o religiosos”.

Esta norma jurídica promueve “seguridad para que los realizadores provinciales, nacionales o internacionales que desean filmar sus producciones en el territorio provincial, estén contenidos en un marco legal, que también incluya a todo el personal que sea contratado, se trate de mano de obra local o no”.

Otro punto importante que destaca el Ejecutivo será el de proveer a los organizadores de festivales y otros eventos complementarios las posibilidades necesarias para su proyección y desarrollo. Las salas Cine.ar y las salas privadas distribuidas en todo el territorio provincial; el Festival Audiovisual Bariloche (FAB) y el Festival de Cine Independiente de Cipolletti; el programa Cine Móvil de INCAA; y los ciclos de cine que organizan diferentes municipios o emprendedores privados en espacios alternativos”

Explica que ese marco es una muestra “de que existe una amplia y diversa posibilidad para poner en pantalla la producción audiovisual a través de circuitos de exhibiciones que contemplen todos los escenarios y mantengan un círculo virtuoso que permita a los rionegrinos el acceso y disfrute de este bien cultural”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.