El Gobernador presidió la inauguración de las nuevas pasarelas y escaleras de “El Espigón”


El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, encabezó la inauguración de las nuevas pasarelas y escaleras en la baja “El Espigón”, obra que demandó una inversión que supera los $3.100.000.

Con estos trabajos, se pone nuevamente en valor un enclave turístico de gran atractivo de la costa.

La bajada “El Espigón” se encuentra a unos 20 kilómetros del balneario El Cóndor, sobre la Ruta Provincial 1. Con estas obras, se facilita notablemente el acceso de turistas y pescadores a la playa y al macizo rocoso enclavado dentro del mar, desde donde se puede practicar la pesca directa a la ría marítima.

Acompañaron al Mandatario, el vicegobernador Pedro Pesatti; el intendente de Viedma, José Luis Foulkes; el secretario general de la Gobernación, Matías Rulli; los ministros de Obras y Servicios Públicos, Carlos Valeri y de Turismo, Cultura y Deporte, Silvina Arrieta; los secretarios de Obras e Infraestructura, Alejandro Echarren y de Deportes, Marcelo Szczygol; los legisladores, Alejandro Palmieri, Facundo López y Rodolfo Cufre, entre otras autoridades.

Luego del corte de cinta, los presentes recorrieron las pasarelas, dialogaron con los veraneantes que disfrutaban de las playas y los pescadores que se encontraban en el espigón central.

Luego, se degustaron bocadillos preparados por el chef Sandro Fogel, con materias primas de la zona y vinos de la provincia.

En este marco, el Vicegobernador Pesatti resaltó la importancia de la obra, señalando “que estas pasarelas permiten vincular un mojón natural, que es el espigón, con la costa, los que facilita el acceso de pescadores y visitantes, en una de las playas más particulares que tiene Río Negro”.

“Es un lugar donde además se practica surf, pero es indudablemente un espacio muy apropiado para la pesca deportiva, independientemente de la playa inconmensurable que tiene”, dijo.

Resaltó este tipo de obra ratifica a Río Negro como “una provincia turística, con una actividad superlativa y de las principales, junto con la fruticultura, generadora de empleo y recursos para el Estado”.

“Para el Gobierno Provincial, el turismo es una de las áreas más importantes para seguir desarrollando, teniendo en cuenta además que Río Negro prontamente será la única provincia que permitirá a un turista disfrutar en un mismo día del mar y la cordillera, a través de la Ruta Nacional 23”.

“Esto tiene que ver con las bondades que la naturaleza le prodigo a la provincia y es nuestro deber, como Gobierno, dotarla de la infraestructura que necesita”, finalizó.

Por su parte, el Ministro Valeri coincidió al destacar la importancia de los trabajos y recordó sus inicios: “Esto empezó con el Municipio, que hizo la bajada de hormigón, barandas y una escalera, pero esa obra quedó trunca en ese momento y el Gobierno Provincial asumió el compromiso de recuperar esas pasarelas que ya existían, pero que durante 20 años se deterioraron”.

“La obra consiste en la escalinata final, un puente que no existía antes, pero se armó luego por el riesgo de desmoronamiento del acantilado. Posteriormente, se hizo una pasarela de hormigón. La obra demandó $3.100.000 de inversión, con mucho tiempo de trabajo en taller”, explicó.

Destacó que la Provincia tiene en marcha y proyecta obras de infraestructura en materia turística, para “generar empleo y acompañar el atractivo turístico de cada región”.

En ese marco, explicó que se avanza en otros trabajos similares a este, “como el punto panorámico en Bariloche, un lugar de la Ruta 77 donde pasan unos 600.000 visitantes por año, pero no tiene un deck con medidas de seguridad y otras necesidades”.

“Mas allá de las obras que el gobierno ejecuta en salud, seguridad y escolares, tenemos que hacer este tipo de inversión para activar el turismo”, finalizó.

Detalles de la obra

Los trabajos de construcción de pasarelas y escaleras estuvieron a cargo de la empresa Construcciones Normalizadas Viedma. La inversión total fue de $3.163.087.

La primera etapa de la obra se inició en los talleres de la empresa contratista, con el armado en módulos de las pasarelas y escalinatas que incluye también barandas de seguridad, pasamanos y caños de contención.

Las pasarelas peatonales tienen una capacidad total de carga de 3.000 kilogramos o sea 30 a 40 personas. Además, todos los elementos tienen un arenado previo y triple tratamiento anticorrosivo con base cincada, pintura epóxica y pintura protectora de rayos UV, lo que garantizará su vida útil.

Posteriormente, se continuó en terreno con la preparación de la superficie de asiento y la ejecución de dados de hormigón armado para sostener las estructuras de las pasarelas peatonales.

Por último, se montaron las nuevas pasarelas y se reemplazó la escalinata de acceso a la playa. También se construyó un viaducto que va desde la escalera de acceso hasta la primera piedra de apoyo de una de las pasarelas.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.