El Curza incorporó tecnología para evaluar la fertilidad de los suelos


El Curza incorporó tecnología para evaluar la fertilidad de los suelos

Llegó al Centro Universitario Regional Zona Atlántica (CURZA) un analizador de carbono de última generación que permitirá, entre otros usos, analizar la fertilidad de los suelos de las tierras productivas de la Norpatagonia. Este instrumental forma parte del aporte que realiza la Universidad Nacional del Comahue a la Unidad Integrada para la Innovación del Sistema Agroalimentario (UIISA) que integra junto Universidad Nacional de Río Negro, el INTA, el IDEVI y la provincia de Río Negro.

La vicedecana del CURZA, Gabriela Aschkar, explicó que con la llegada este equipamiento la Universidad del Comahue cumple con el compromiso asumido a la hora de integrar la Unidad Agroalimentaria por la escritura de las tierras. Mencionó que fue adquirido con fondos propios, generados por los servicios a terceros que presta la Universidad. Aschkar agradeció especialmente las gestiones que realizaron el rector, licenciado Gustavo Crisafulli, y el secretario de Extensión y responsable de la fundación FUNYDER, Mg. Gustavo Ferreyra, que estuvieron a cargo de las gestiones para adquirir el equipamiento.

“Hace 15 años que queríamos tener este equipo, mide carbono orgánico en todo tipo de muestras y va a resultar muy útil para toda la Universidad, antes se realizaban las mediciones con métodos químicos altamente contaminantes, con una exposición muy grande del operador a esos contaminantes cancerígenos, ahora tenemos un instrumental de gran precisión y sin contaminar el medio ambiente y sin riesgo para el operador, es lo máximo. Hasta ahora, analizábamos las muestras en nuestros laboratorios con métodos químicos comunes y cuando necesitábamos una verificación más exacta lo mandábamos a la Universidad del Sur en Bahía Blanca, que ellos tienen un analizador de carbono que ya prácticamente está obsoleto y ahora van a empezar a mandarnos a analizar las muestras a nosotros”, detalló Aschkar.

El instrumental será de gran utilidad para muchos proyectos de investigación que se desarrollan en la Universidad del Comahue y, en un futuro cercano, en la Unidad Agroalimentaria. También será un aporte a los productores, que podrán conocer de manera certera la fertilidad de sus suelos. “Abre un panorama importante, es una inversión que va a producir un importante bien social”, afirmó.

El analizador de carbono será instalado temporariamente en el laboratorio del CURZA, hasta tanto se construyan los laboratorios de la UIISA en el IDEVI.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.