El ‘ajuste’ anunciado por Macri no conforma a la derecha económica. Es sólo ‘marketing’ dicen


Reconocidos economistas liberales que responden a la escuela de Chicago (neoliberalismo), mostraron ayer su descontento con el ‘inexistente’ ajuste anunciado por el presidente Macri.

Sin dudas, por su verborragia y exposición publica, el más duro fue José Luis Espert quien en su cuenta de Twitter publicó: “Como dicen muchos funcios y satélites privados, lo de Macri hoy es una “señal”. O sea marketing, mensaje, bajada de línea. No man. Argentina tiene desquilibrios macro gigantescos de gasto público, impuestos, déficit, deuda, que requieren cirugía mayor. Era la idea post elecciones”.

Y remató con este otro lapidario Tuit que recuerda a una escena de la película esperando la carroza: “Son $800M/$1.000M. El gasto público está en $4.500.00.000M. O sea es el 0.2 por mil. Sí 0.02% #TresEmpanadas”

En la misma línea, otro economista que también mostró su desencanto fue Roberto Cachanosky, quien en la edición de Inforbae de hoy explica que “el ahorro sobre el gasto público total de la Administración Pública Nacional, que es de $2,9 billones, es del 0,052% del gasto total”.

Para Cachanosky entonces el anuncio de baja del gasto publico es claramente insuficiente, y mucho más insuficiente si se lo compara contra el déficit fiscal actual que supera el 6,1% del PBI: “Los $1.500 millones de ahorro en sueldos de funcionarios políticos son equivalentes al 0,012% del PBI proyectado por el Gobierno para 2018 y del 0,015% del PBI de 2017, tomando los datos del Presupuesto para el corriente año.”

Lo anunciado por el Presidente es como volver al 10 de diciembre de 2015 cuando asumió.
Roberto Cachanosky

Claro está, es que según un informe del Cippec, fue el propio Macri quien aumentó la estructura del estado al llegar al gobierno, creando más dependencias y puestos políticos que las existentes en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

2015 2016 Variación
Ministerios 18 23 27,8
Secretarías 69 87 26,1
Subsecretarías 154 203 31,8
Direcciones nacionales 298 402 34,9
Direcciones generales 187 143 -23,5
Total 726 858 18,2

“En efecto, como puede verse en el cuadro precedente, la estructura de la Administración Central aumentó 18,2% entre 2015 y 2016. Si bien ahora hay un par de Ministerios menos, reducir un 25% los cargos, si va acompañado con una reducción de la estructura del Estado en el mismo porcentaje es casi como volver al punto de partida. Es decir, al nivel de estructura burocrática que dejó el kirchnerismo”, afirma el economista neoliberal.

El kirchnerismo dejó un descalabro fiscal fenomenal con un déficit fiscal récord. Cambiemos profundizó ese problema en sus primeros 2 años de mandato incrementando el empleo público y la estructura estatal.
Roberto Cachanosky

Una señal del gobierno

Desde el gobierno dicen saber de la poca magnitud fiscal del ajuste mencionado, pero afirman que es una ‘señal’ que envían hacia el las provincias y la sociedad, que necesitan ‘gestos’ de austeridad.

En este sentido, desde el lado opuesto al neoliberalismo de Cachanosky y Espert, también lo critican por esto con el argumento de que es una medida solo pensada para ‘maquillar’ el affaire del ministro Triaca, de quien recientemente se conoció que había metido a trabajar al estado a una parte de su parentela y empleados de servicio de su hogar particular.

“A partir de ahora, los familiares de los ministros no van a poder ser parte del Gobierno. Vamos a perder colaboradores valiosos”, afirmó el presidente en su discurso de ayer, cuando anunció el ajuste.

Acá también pasó lo mismo que criticaban Cachanosky y Espert. Sucede que mientras el presidente criticaba en público al gobierno kirchnerista por haber llenado el estado de parientes, su gobierno estaba haciendo lo mismo en privado.

Acá hay muchos lugares donde se ha usado al Estado para generar lugares donde acomodar a los parientes y amigos de la política“, afirmaba Macri.

Mientras tanto, Gabriela Michetti acomodaba a su prima María Alejandra Illia, como asesora del Honorable Senado. Jorge Triaca acomodaba a su esposa María Cecilia Loccisano como María Cecilia Loccisano; a su hermana Mariana Triaca, como directora del Banco de la Nación; al marido de la esa hermana y cuñado, Ernesto Martí Reta, en el directorio del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE); a su otra hermana, Lorena Triaca, como directora de la Agencia de Inversiones. Y ya sabemos que también a su sirvienta y sus familiares en el sindicato intervenido al ‘caballo’ Suárez, SOMU.

También Patricia Bullrich acomodó a su hijo como funcionario de la Secretaría País Digital; A su primo, el actor Segundo Cernadas, en el ANSES; A su cuñada, Ana Gascón Araoz, en la Subsecretaria de Comunicación social de la Secretaría de Medios de Comunicación; Y a su sobrina Julieta María Williams, como directora de Innovación Social y Planeamiento Participativo de la Ciudad de Buenos Aires.

Rogelio Frigerio, tiene a su esposa y a su tío en el gobierno. Marcos Peña tiene a su hermano y a su padre. Carolina Stanley a su prima; Oscar Aguad a su yerno; Gustavo Santos nombró a su hijo Matías Santos Crocsel como jefe de Asesores de Gabinete del Ministerio de Turismo de la Nación. Y la lista sigue con varios funcionarios más que, al parecer, no escuchaban los discursos del presidente.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.