¿DUELO OFICIAL?, ¿BANDERA A MEDIA ASTA?, ¿MINUTO DE SILENCIO?… EL ARTE DE HACERSE EL DISTRAÍDO


¿DUELO OFICIAL?, ¿BANDERA A MEDIA ASTA?, ¿MINUTO DE SILENCIO?… EL ARTE DE HACERSE EL DISTRAÍDO

Siete muertes incomprensibles. Siete muertes que golpean, conmueven. Siete muertes que deberían movilizarnos para que no hallan otras madre y otros chiquititos que pierdan sus vidas por la desidia, la pobreza y las condiciones de hacinamiento.
Si ud se levantó hoy esperando alguna frase de condolencia por parte de los políticos (todos), lo lamento. Porque la casta de los que tienen el poder, planean muy alto como para conmoverse por siete muertes.
¿Duelo oficial?, ¿banderas a media asta?, ¿minuto de silencio y reflexión en las escuelas? Espere sentado. Los veloces tiempos que corren ya pasaron a segundo o tercer lugar la noticia y ahora (en este mismo momento) “vende” mas los puteríos en Showmatch o el precio de la garnacha en Taiwan que una tragedia cercana, nuestra, que nos enluta a todos por igual.
Aun seguimos esperando las muestras de condolencias del intendente, el concejo deliberante, el gobernador, los ministros y toda la caterva de gobernantes que no escucharon al padre de los seis chicos, cuando golpeó puertas pidiendo trabajo y ayuda.
“Vivían hacinados” señala alguien. Un monoambiente de 5×3 metros no es un lugar de residencia para ocho personas. Es lo único que consiguieron para no dormir en la calle. Y si ahora todos nos horrorizamos por el triste final, no podemos perder de vista que se pudo hacer algo mas por ellos, y los organismos de contención (todos) fallaron por igual a la hora de brindar respuestas.
Después de la crítica vendrán explicaciones de funcionarios de oficinas u organismos a lavar sus culpas mostrando planillas que digan “los ayudamos tal o cual día”, como si eso bastara para eximir de responsabilidad a alguien.
Son siete muertes que conmueven por lo irracional y enojan por la desidia de muchos. Nadie debe quedarse tranquilo si le otorgaban un plan, o tres, o siete, porque de nada valió para mejorarles la vida. Seis chiquitos y una madre ya no pueden soñar futuros porque los mató el presente


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.