Dos ex intendentes kirchneristas presos por robar fondos de la Obra Pública


Se trata de Jorge Luis Corona y su pareja Angelina Leisieux, ex jefes comunales de la ciudad correntina de Perugorría, quienes a fines del año pasado se habían dado a la fuga. La Justicia los investiga por el desvío de al menos 45 millones de pesos que debían destinarse a obras públicas.

Ambos ex intendentes había sido noticia durante 2017 por entregar 40 viviendas sin los servicios más elementales (falta de puertas, ventanas y servicios básicos), a pesar de que su gestión había recibido 25 millones de pesos por parte del gobierno kirchnerista para esas obras.

También les faltó dinero del presupuesto que deberían haber destinado a la construcción de un puente, una ciclovía y un denominado “paseo del bicentenario” en ese pueblo correntino. Ninguna de esas obras se concretaron.

Por tal motivo la justicia los procesó con prisión preventiva a fines del año pasado, acusándolos de presunto desvío de fondos y enriquecimiento ilícito. Pero ambos se dieron a la fuga. Hasta ayer.

Durante el avance de la investigación, la Justicia allanó la vivienda de los ex jefes comunales correntinos y encontró las primeras pruebas que abonan la hipótesis de que la pareja utilizó el dinero estatal en su beneficio. Mientras aquellas casas carecían del equipamiento más básico, Corona y Leisieux usaron parte del dinero desaparecido a comprar electrodomésticos para su vivienda personal.

Mientras la búsqueda de la pareja de políticos kirchneristas continuaba en todo el país y también se habían activado las alertas de Interpol, Leisieux reactivó su cuenta de Twitter para dejar un mensaje provocador: “Estamos en Cancún, besitos”.

Finalmente, este viernes por la mañana los ex intendentes decieron ponerle fin a su “paseo” ya que se entregaron en el Juzgado de Instrucción y Correccional de Curuzú Cuatiá. El juez Vega resaltó que, por fin, esto fue posible gracias a “la intensa presión ejercida por los pesquisas del Departamento de Unidad Investigativa contra la Corrupción de la Policía Federal”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.