Docentes repudian el brutal allanamiento policial a la residencia de la Universidad del Comahue


El sábado 9 de diciembre de 2017, personal de la Policía Federal ingresó violentamente, sin orden judicial, rompiendo puertas y ventanas en las residencias estudiantiles de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y de la Faculta de Lenguas de la Universidad Nacional del Comahue, en General Roca (Fisque Menuco).

En el presunto allanamiento, además de los destrozos en las instalaciones, se violentó y vejó a las personas que se encontraban en el lugar. El hecho, repudiable en cualquier circunstancia, se produjo en clara violación de lo que establece la Ley de Educación Superior que prohíbe expresamente el ingreso de la fuerza pública a la universidad si no media orden judicial o solicitud expresa de las autoridades universitarias. El hecho se inscribe en lo que está pareciendo una política sistemática de violación de la autonomía universitaria. Recordemos que en abril irrumpieron policías locales en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy y detuvieron irregularmente a dos estudiantes. En junio, la Prefectura Naval ingresó en la Universidad Nacional de Mar del Plata, y en octubre una patrulla de la Gendarmería Nacional ingresó en la Universidad Nacional de Rosario, cuando se realizaba un acto por Santiago Maldonado, en un predio que comparten cuatro facultades de esa casa de estudios.

No es el primer antecedente de arbitrariedad policial en nuestra universidad, el 6 de Octubre del corriente año la Policía de Río Negro ingresó al predio del CURZA con un claro ánimo de provocación, maltratando a los estudiantes que solicitaron explicaciones. Concretamente fueron tratados de ”zurdos” y “extremistas”.

No se pueden analizar estos hechos separados del incremento del accionar represivo de las fuerzas policiales en su conjunto, que parecen querer imponer un clima de época en donde se considere justificada la violencia estatal en nombre del orden. Clima que nos remite a las épocas más oscuras de nuestro país. Como en aquel entonces, vemos como se intenta configurar un enemigo interno, siempre difuso y misterioso, que justifique la represión de cualquiera que proteste contra el orden conservador y neoliberal que se intenta imponer y cuya consecuencia más inmediata es la concentración de la riqueza y la pauperización de las mayorías populares.

Solo en ese marco de instigación es que se puede entender que el procedimiento fuera realizado durante la noche, lo que según el protocolo de actuación es algo excepcional, para casos de urgencia o cuando se encuentran cometiendo el delito en el momento.

Como docentes de este departamento, no podemos más que indignarnos y sumar nuestras voces al repudio generalizado que este hecho produjo en la comunidad universitaria. Asimismo exigimos a las autoridades realizar las denuncias pertinentes para que hechos de esta naturaleza no se vuelvan a repetir.

Departamento de Estudios Políticos. CURZA – UNCo.

Centro de Estudios y Análisis Político. CURZA – UNCo.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.