Cufré: “Los concejales de Viedma votaron a favor de la desocupación y del barro”


El voto de los Concejales de Viedma, en contra de la adhesion al Plan Castello propuesta por el Intendente de nuestra ciudad, desnuda uno de los peores objetivos en polìtica, cual es pensar exclusivamente en las pròximas elecciones y en el lugar que cada uno de ellos pretende ocupar en el 2019.

No les importó, ni la expectativa esperanzada de los compañeros trabajadores de la UOCRA, ni mucho menos la necesidad de cientos de vecinos de Viedma que anhelaban mejorar su calidad de vida con las obras de asfalto.

Tampoco escucharon las voces experimentadas y desinteresadas de profesionales, asociaciones intermedias, o de sus propios pares que votaron positivamente.

Ni hablar del desprecio que expusieron por las sólidas argumentaciones del Intendente, a quien -como no tenían ninguna razón fundamentada para oponerle- lo trataron de irresponsable, instigador de violencia y hasta de mafioso.

De manual: cuando uno no tiene otro pretexto que el de la tozudez política, lo único que le queda es descalificar a quien piensa y actúa distinto.

Las únicas voces que escucharon venían de Buenos Aires y de General Roca, y como se ve, han cumplido a pié juntillas.

Tal vez sus sueños de permanecer siendo parte de la dirigencia política se cumplan, pero los que seguramente no podrán cumplirse serán los sueños de los trabajadores de la construcción, y mucho menos los de los vecinos que los pusieron en esos lugares y que ahora ven frustrada la posibilidad que el asfalto pase por sus casas.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.