CUFRÉ AVALA LA INCORPORACIÓN DE LOS BOMBEROS AL RÉGIMEN DE RIESGOS DEL TRABAJO


En la Argentina, desde el año 1995, la Ley Nacional 24.557, denominada de Riesgos del Trabajo (LRT), es la que regula todo lo concerniente al tema en la actualidad. Luego de derogar la Ley Nacional 24.028, la LRT plantea que sus objetivos son: reducir la siniestralidad laboral a través de la prevención de los riesgos derivados del trabajo; reparar los daños derivados de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales, incluyendo la rehabilitación del trabajador damnificado; promover la recalificación y la recolocación de los trabajadores damnificados; promover la negociación colectiva laboral para la mejora de las medidas de prevención y de las prestaciones reparadoras”.

Si bien este marco tiene un amplio alcance, la actividad del bombero voluntario se encuentra ajena a la norma de derecho laboral; así lo establece el artículo 3 de la Ley Nº 25.054 -Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios-, sancionada en noviembre de 1998, donde se reconoce “el carácter de servicio público, prestado de manera voluntaria, a las actividades específicas de los cuerpos de bomberos de las asociaciones de bomberos voluntarios que, como personas jurídicas de bien público y sin fines de lucro, funcionen en todo el territorio nacional”.

Debido a la importancia que reviste esta cuestión, el legislador Rodolfo Cufré manifestó su férreo apoyo al expediente legislativo 2268/2016, por el cual se propone incorporar al régimen de las leyes Nº 24.557 y 26.773 a los bomberos voluntarios de los cuerpos activos reconocidos por la ley Nº 20.554, que por el hecho o en ocasión de prestar servicios como tales se accidentaran o contrajeran enfermedad profesional.

Tras ser consultado sobre la iniciativa que impulsa la senadora rionegrina, Magdalena Odarda, el legislador del oficialismo indicó que “es un proyecto que cuenta con la adhesión total de organizaciones sociales y políticas que reconocen cada vez más, la labor de estos servidores públicos y la necesidad de esta cobertura”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.