Cinco testigos declararon en el juicio por homicidio ocurrido en Cipolletti


El Tribunal presidido por la jueza Alejandra Berenguer e integrado por los vocales Julio Sueldo y Álvaro Meynet recepcionó declaración hoy a cinco testigos en la causa por el homicidio de Pedro Antinao.

El hecho ocurrió el 7 de noviembre de 2015 en el barrio 1224 Viviendas de Cipolletti. Se trata de una causa que había sido elevada a juicio a la ex Cámara Primera en lo Criminal antes del 1 de agosto, fecha en que se produjo la Reforma Procesal Penal.

En este contexto, el debate se está realizando bajo las normas del Código Procesal Penal anterior (Ley P 2107).

Las partes son el fiscal de cámara Gustavo Herrera y el imputado Pablo Daniel Peña asistido por la defensora oficial Silvana Ayenao.

En la jornada de este martes declararon el enfermero y la médica que llegaron en la ambulancia del hospital a la esquina Scalabrini Ortiz y Julio de Caro, donde ocurrió el homicidio.

También declaró un testigo que se encontraba cuidando la casa de su hermana en las inmediaciones y el hombre en cuya propiedad fue detenido el imputado Peña, quién se encuentra con prisión preventiva.

Por último, el Tribunal escuchó la declaración de una joven que esa madrugada se encontraba junto a la víctima y fue testigo directo del ataque.

La defensa solicitó una nueva audiencia para incorporar otros testimonios. El Tribunal fijó como fecha el 10 de octubre a las 14 hs.

El lunes, en el inicio del debate, el fiscal Gustavo Herrera acusó al detenido Peña de “homicidio simple”. Indicó que el hecho ocurrió el 7 de noviembre de 2015 a la 1 de la madrugada en inmediaciones de las calles Scalabrini Ortiz y Julio de Caro, de las 1224 Viviendas. Precisó el fiscal que Peña le asestó a Antinao siete puntazos con un cuchillo de asado en la zona del abdomen, espalda y pecho, lesiones que le ocasionaron la muerte.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.