Cambio climático: Proponen una ley para medir emisiones de gases contaminantes


Legisladores del Frente Progresista presentaron un proyecto de ley que tiene por objeto establecer políticas destinadas a fomentar la protección del medio ambiente a través de la implementación de un sistema de medición de gases de efecto invernadero en Río Negro, denominado Huella de Carbono.

Jorge Ocampos, presidente de la bancada, contextualizó la propuesta y señaló que la Huella de Carbono es una valoración del impacto que provocan las actividades del ser humano en el medioambiente y se determina según la cantidad de emisiones de gases efectos invernadero producidos, los que son medidos en unidades de dióxido de carbono. De ahí la denominación de huella de carbono,

Por su parte, la legisladora Daniela Agostino indicó que existen diferentes organizaciones y centenares de científicos y expertos en ciencias de la atmósfera a nivel internacional que estudian sobre la materia y destacó que entre los objetivos que se plantean como prioritarios “se destaca lograr la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida cambios abruptos en el clima y que, en un plazo suficiente corto, permita que los ecosistemas se puedan ir adaptando y seamos capaces de mantener condiciones de desarrollo de manera ambientalmente sustentable”.

Determinar la huella de carbono abarca todas las actividades del ciclo de vida de un producto, desde la adquisición de las materias primas hasta su gestión como residuo. Indicarla en el marbete permite al consumidor decidir qué producto comprar o qué servicio tomar, en base a la contaminación atmosférica generada como resultado de los procesos por los que ha pasado, explicó Ocampos.

“En función de lo expuesto y dado que la provincia de Río Negro resulta exportadora neta de productos frutihortícolas en cabeza de la pera y la manzana, la certificación de la Huella de Carbono es un camino a recorrer en un futuro próximo, no sólo por las implicancias ambientales sino también porque más temprano que tarde la huella de carbono se transformará en una nueva barrera arancelaria” manifestó el legislador cipoleño.

Finalmente, señaló que “teniendo en cuenta el crecimiento de este concepto, no debe desconocerse la posibilidad que, a mediano plazo, sea una exigencia mundial que los productos -en sus envases- deban comunicar su huella de carbono para salir de sus países de orígen”. Y aseguró “la provincia de Río Negro debe impulsar una política pública propia y en consonancia con la que se desarrolle a nivel nacional, teniendo en cuenta su perfil productivo, agroindustrial, científico y tecnológico que la ubica como exportadora neta de bienes y servicios a escala regional y mundial; todo lo expuesto hasta aquí determina la urgencia de proceder en la materia”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.