Buscan prorrogar la entrada en vigencia del Código Procesal y el contrato de servicios financieros provincial


Ingresó a la Legislatura el proyecto de ley que busca prorrogar la entrada en vigencia del Código Procesal hasta el 1 de agosto de 2017 y el proyecto para prorrogar por 180 días el contrato de servicios financieros bancarios de la Provincia con el banco Patagonia.

Los proyectos fueron remitidos por el Poder Ejecutivo, con acuerdo de ministros, por lo que serán tratados en única vuelta parlamentaria en la sesión extraordinaria prevista para el próximo lunes a las 18,30.

La prórroga del Código Procesal se fundamenta en la necesidad de “adoptar una eficaz medida que reencauce la operatividad e implementación del sistema adversarial oportunamente aprobado”.

La presentación detalla que “se advierte la necesidad de profundizar en la redefinición de tareas de los distintos actores del nuevo sistema como así también la de efectuar reformas normativas necesarias que acompañen armónicamente la reforma Procesal Penal en cuestión”.

Asimismo, que “resulta imperioso conocer los avances obtenidos para la efectiva puesta en marcha y adecuado funcionamiento del sistema adversarial, para lo cual se considera necesario establecer que el Superior Tribunal de Justicia y la Procuración General deban informar mensualmente dicha circunstancia a la Comisión Interpoderes”.

La otra iniciativa para prorrogar el contrato de servicios financieros de la Provincia, busca asegurar la continuidad de la prestación de los servicios bancarios que posibiliten el normal funcionamiento de la Administración Pública.

En la fundamentación, el Ejecutivo explica que “con la finalización del actual contrato del Agente Financiero se paralizaría el funcionamiento de la Administración Pública, hasta la entrada en vigencia del nuevo contrato, en el marco del proceso licitatorio a llevarse cabo el próximo año”.

El plazo previsto de prórroga podrá ser menor en caso de concluirse el proceso licitatorio en trámite.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.