BUSCAN DAR DESTINO A VEHÍCULOS SECUESTRADOS


Los legisladores del CC-ARI Cambiemos presentaron un proyecto de ley que
pretende la creación de un programa provincial de compactación,
descontaminación y disposición final de vehículos secuestrados por
autoridad pública, “mediante el cual se le dará destino final a los
vehículos abandonados, perdidos, decomisados o secuestrados, que se
encuentren bajo el dominio del Estado provincial”.

Joge Ocampos y Daniela Agostino son los autores de la iniciativa
parlamentaria, indicaron que “la acumulación de automóviles siniestrados
y secuestrados, producto de procedimientos policiales y/o judiciales, en
predios que generalmente se encuentran en inmediaciones de los puestos
camineros a lo largo de la provincia, se ha transformado con el correr
del tiempo en parte del paisaje”.

Ocampos expresó que “la falta de un tratamiento acorde de los vehículos,
ha llevado a que los mismos terminen conformando un espacio por demás
contaminado, debido a la presencia de alimañas, agua estancada restos de
hidrocarburos, metales pesados y demás componentes que hacen del lugar
un foco infeccioso que puede afectar a cualquier vecino o trabajador que
opere en el lugar, sumado a los mencionados impactos ambientales”.

Agregó el presidente del bloque que “además de los riesgos que implican
y que pueden llegar a afectar la salud de las personas, ocupan un
espacio importante que se transformó en chatarra” y señaló “con la
subasta de estos se generará un ingreso que será depositado en una
cuenta que administrará la autoridad de aplicación y que será destinado
a solventar los gastos del programa en un 50% y el otro 50% destinado a
financiar proyectos educativos de los Colegios de Educación Técnica de
la provincia. Para este último caso, los mismos serán evaluados por la
autoridad de aplicación y en base a la reglamentación que se determine
se adjudicaran las ayudas correspondientes”.

Detalló que “los vehículos que se encuentren bajo custodia del Estado,
con orden judicial firme de una antigüedad de un año y que mantengan su
condición serán subastados y el producto de ello, como de la venta de
chatarra, será depositado en una cuenta especial creada al efecto”.

Ocampos explicó que “los vehículos comprendidos en los artículos
precedentes, deberán contar con un informe técnico del área de tránsito
de la Policía de la provincia, en el que conste su estado y de acuerdo a
ello se procederá a tramitar la baja en el Registro Nacional de la
Propiedad del Automotor, en el caso de tener como destino final la
compactación o la transferencia de dominio si es subastado”.

El legislador indicó “hasta el cincuenta por ciento del producido de la
venta de la chatarra, como de los vehículos subastados, será destinado a
sostener el programa de compactación, descontaminación y disposición
final de vehículos secuestrados por autoridad pública, que se crea con
la presente norma. El resto será destinado a financiar proyectos de las
escuelas técnicas de la provincia en temáticas afines que serán
evaluados por la autoridad de aplicación”.

Se detalló que la autoridad de aplicación será el Ministerio de
Seguridad y Justicia, que tendrá bajo su responsabilidad determinar las
características de los predios que serán destinados para la disposición
final de los vehículos, los cuales deberán contar con la aprobación
técnica de seguridad e higiene e impacto ambiental” finalizó el
legislador Ocampos.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.