Buques pesqueros provinciales podrán pescar en aguas nacionales


Las gestiones del Gobierno en el Consejo Federal Pesquero consiguieron importantes avances para que buques pesqueros locales puedan pescar langostinos en aguas de jurisdicción nacional, a través de la reformulación de sus proyectos pesqueros.
También se obtuvieron importantes decisiones para proteger en aguas nacionales los recursos que año a año llegan al Golfo San Matías y sostienen la pesquería provincial más importante.

Las definiciones se plasmaron en la última reunión del Consejo Federal Pesquero (CFP) que se realizó en Buenos Aires.

“La novedad es que para acceder a estos permisos, el CFP utilizará los antecedentes de captura de los buques en el Golfo San Matías. Además los permisos serán definitivos y no provisorios como había sido originalmente solicitado. Esta alternativa revaloriza la historia pesquera de nuestros buques”, señaló el gobernador Alberto Weretilneck, luego que le fuera confirmada la aceptación de la propuesta por parte del Poder Ejecutivo Nacional, a través del subsecretario de Pesca, Jorge Bridi.

Otro aspecto importante del encuentro fue la determinación de una zona en donde no se podrá pescar langostino, que estará ubicada en la salida del Golfo en aguas nacionales, entre los paralelos 41° y 43° de Latitud Sur y entre el Meridiano 62° de Longitud Oeste y la línea de jurisdicción provincial.

“Esta es una superficie de unos 18.300 kilómetros, casi del mismo tamaño que el Golfo, lo que permitirá la entrada del langostino sin que sean pescados antes por buques de otros puertos”, explicó Bridi.

En este mismo sentido y con el objetivo de proteger los sitios y épocas de reproducción y, disminuir la pesca a los animales pequeños, se definió la veda por un plazo de 5 años para la pesca de langostino en el Golfo San Jorge. Con una superficie de 70.000 kilómetros es la principal zona de reproducción y cría de la especia a nivel país.

También se implementará un sistema dinámico de rotación de áreas para disminuir el impacto de la pesca comercial sobre la reproducción y el crecimiento de animales pre-comerciales de langostino. Todo ello aporta al crecimiento del recurso en el mar argentino y con ello se consigue una mejora en las posibilidades de que los langostinos lleguen al Golfo San Matías.

Por último, el CFP estableció la disminución de 70 a 50 piezas por kilogramo lo que se le permite capturar a un buque congelador.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.