AVAL PARA QUE LA PETROLERA PRESIDENT EXPLOTE PUESTO FLORES-ESTANCIA VIEJA


Luego de su tratamiento en comisiones, el bloque de Juntos Somos Río Negro dio su aval a la ratificación del convenio entre el Poder Ejecutivo de Río Negro y la empresa President Petróleum, por la explotación y reactivación del yacimiento Puesto Flores-Estancia Vieja, mediante un plan de inversiones que ronda los 400 millones de dólares a 10 años.

La Secretaría de Energía, a cargo de Sebastián Caldiero, negoció el pago de un aporte fijo a modo de canon de ingreso por un monto que ronda los 22 millones de dólares, que en parte será coparticipado a los municipios.

La empresa se compromete a reparar pozos, cerrar otros y realizar varios para explorar el potencial de esa formación.

Ya se llevó a cabo la audiencia pública que exige la ley en Cipolletti, donde jugaron un rol preponderante las Pymes petroleras que reclamaron por el compre provincial. Se les garantizó que tanto en mano de obra como en empresas de servicios, la empresa deberá ocupar un 80% de rionegrinos.

El bono fijo será de 18,3 millones de dólares, y se suma otro aporte de 3,6 millones en concepto de “aporte para el desarrollo”. A los 5 días de ser ratificado el convenio en Legislatura, se cancelarán 15 millones en moneda estadounidense. Mientras que el saldo de 7 millones se pagará en 3 cuotas trimestrales a lo largo del año 2018.

El acuerdo contempla además que la empresa President sume como socia en el yacimiento a la empresa provincial de hidrocarburos (Edhipsa) al 10 por ciento. Por otra parte, se compromete a otorgar un pago extra de regalía del 3%, que se suma al 12 % habitual.

Sobre la parte a distribuir entre los municipios, habrá un fondo cercano a los 46 millones de pesos, que representa el 14% del bono fijo, que se destinará un 7% a todos los municipios, y otro 7 % a los municipios productores.

“Se recomienda su aprobación”, destacó la legisladora Tania Lastra, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.