AUTOMOVILISTA CONDENADO A PAGAR CASI MEDIO MILLÓN DE PESOS POR NO RESPETAR EL PASO.


ACCIDENTE EN UNA ROTONDA DE CIPOLLETTI. AUTOMOVILISTA CONDENADO A PAGAR CASI MEDIO MILLÓN DE PESOS POR NO RESPETAR EL PASO.

Vamos a escribirlo con mayúsculas para ver si se entiende “SIEMPRE TIENE PRIORIDAD DE PASO EL QUE CIRCULA DENTRO DE UNA ROTONDA, NO EL QUE INGRESA EN LA MISMA”. El concepto, que parece tan simple, no entra en la mente de la mayoría, principalmente aquí en Viedma, donde se impone la ley del más fuerte (o el más grande) en cuestión de tránsito.
Un juez civil de Cipolletti se expidió, en las últimas horas, sobre las responsabilidades de los conductores en un accidente de tránsito ocurrido en la rotonda de Rutas 22 y 151 entre un automóvil y una moto. En la sentencia fijó una indemnización de 443.086 pesos a favor del motociclista.
El magistrado determinó que la moto circulaba por la rotonda y que el conductor del automóvil Renault Clio ingresó a ella sin respetar la prioridad de paso. Como consecuencia el hombre que se movilizaba en la moto sufrió lesiones, entre ellas traumatismos.
El juez civil Federico Corsiglia le atribuyó responsabilidad en un 80% al conductor del Renault Clio y en un 20% al hombre que iba en la moto debido a que no poseía carnet de conducir habilitante.
Fuentes de la justicia aclararon que “el carnet de conducir, si bien es una licencia administrativa, acredita la idoneidad requerida a los fines de conducir el rodado”
El juez le atribuyó al conductor de la moto un 20% de responsabilidad debido a que, al no haber probado su idoneidad, su conducta pudo haber incidido en la mecánica del siniestro.
Sin embargo la responsabilidad mayor recayó en el conductor del auto quién no respetó la prioridad de circulación en la rotonda. Afirmó el magistrado que el accidente “ocurrió por no haberse respetado la regla establecida por la Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial, en cuanto dispone para el caso de las rotondas, como regla que quien circula dentro de ella tiene prioridad de paso sobre el que intenta ingresar”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.