Argentina sigue tomando deuda externa: ahora US$ 9.000 millones con bonos a 5, 10 y 30 años


Se concretó este primer jueves del año una nueva colocación en el mercado internacional por un total de 9.000 millones de dólares mediante tres bonos a 5, 10 y 30 años.

Según detalló el ministerio de Finanzas, el primero de estos bonos fue colocado a la par con un cupón de 4,625% de interés nominal anual y el monto conseguido fue de 1.750 millones de dólares.

Los otros dos bonos fueron colocados ligeramente por debajo de la par: con el bono a diez años se recabaron 4.250 millones de dólares con un cupón de 5,875% (lo que implica un rendimiento del 6%) y con el bono a 30 años se recaudaron 3.000 millones de dólares con 6,875% de interés anual (y un rendimiento de 6,95%).

Con el riesgo país en la zona de los 355 puntos básicos, los bancos encargados de la operación habían informado que el precio guía para los tres bonos que el Tesoro buscaba colocar eran del 4% nominal anual para el título a cinco años, 6,35% anual para el instrumento a 10 años y 7% anual para el bono más largo. Con lo cual Caputo terminó convalidando tasas más elevadas que las iniciales para los bonos más cortos, pero logró comprimir más la tasa para el bono a 30 años.

“Estas tasas son las más bajas de la historia para Argentina para emisiones en dólares en el mercado internacional, y representan una baja de 100 puntos básicos en relación a las tasas pagadas en la emisión de bonos similares de Enero 2017”, informó el ministro.

Este financiamiento cubre aproximadamente una tercera parte de las necesidades de financiamiento del 2018 y más del 50% de las inversiones en infraestructura que están contempladas en el presupuesto de este año y que tan necesarias son para el desarrollo de nuestro país.
(Luis Caputto, Ministro de Finanzas)

Una vez más el Gobierno reiteró la estrategia de dejar demanda insatisfecha en el mercado para tener margen para seguir comprimiendo tasas. Esta vez, recibieron ofertas de más 450 inversores por un total de 21.400 millones de dólares superando en 2,4 veces el monto finalmente emitido.

Según detallaron desde Finanzas, los inversores participantes fueron de Norteamérica (46%), Europa (35%) y Asia (11%), y otras regiones (8%). La emisión fue liderada por Citigroup, Deutsche Bank Securities, HSBC, BBVA y Santander.

Caputo había recibido la autorización en el Boletín Oficial para aumentar en 15.000 millones de dólares del tope de emisión de deuda externa en 2018 por encima de lo ya permitido. En 2017, el cupo autorizado fue de 20.000 millones de dólares de los que solo se colocaron 13.400 millones y el saldo de 6.400 quedó aprobado para este año.

(LPO)

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.