Aprobaron propuestas para mejorar la utilización de los recursos


Transformar los deshechos en energía y previsión respecto a los caudales a erogar son dos iniciativas del bloque del Frente Progresista aprobadas en la última sesión parlamentaria. Jorge Ocampos y Daniela Agostino son los autores de ambos proyectos y explicaron que por un lado se busca instrumentar un programa de incentivo para la producción de bioenergía a partir del aprovechamiento integral de deshechos y efluentes de los feedlots instalados en territorio provincial. Mientras que la otra iniciativa que obtuvo dictamen favorable propone la creación de un sistema de alerta temprana semanal de caudales.

Ocampos aseguró que ambos proyectos se orientan al cuidado y preservación de nuestro medio ambiente. Detalló “pretendemos se pueda tener un mejor uso y aprovechamiento de los recursos”. Y explicó “tener conocimiento respecto a los caudales a erogar desde las represas de la cuenca destinado a municipios y usuarios agroindustriales ribereños con sistemas de extracción de agua por bombeo, permitirá un mejor uso y aprovechamiento”.

Bajo la premisa de “no sobrepasar límites máximos y mínimos en función de la infraestructura de captación disponible y de los impactos socio-económicos y ambientales que los mismos pudieran producir” el presidente del bloque fundamentó la propuesta.

El legislador referenció que “casi el 90% de los más de 600 mil habitantes que posee la provincia de Río Negro se encuentran asentados a la vera de estos recursos hídricos”. Y destacó que “sobre sus márgenes se desarrollan las principales actividades económicas del país y la región desde lo productivo, lo turístico, lo recreativo y lo ambiental”.

El presidente del bloque aseguró que “la recurrencia de los cambios abruptos de caudal de los ríos sigue sin una solución efectiva, manteniendo en los hechos como principal prioridad la generación de energía hidroeléctrica muy por encima de las necesidades de consumo humano o riego agrícola, esto debe cambiar”.

Respecto a la otra iniciativa indicó que la producción de carne bovina en condiciones de secano regional, y con la variabilidad climatología, del agua y del suelo de la zona, y la creciente instalación, particularmente en los valles irrigados del río Negro de engordes a corral, conocidos comúnmente como feedlots, son hoy una realidad de nuestra zona que debemos atender”.

El presidente del bloque indicó que “tanto en Río Negro como en Neuquén hay denuncias reiteradas respecto a los impactos ambientales negativos que generan los engordes a corral con grandes concentraciones de animales por lo que, además de exigir por parte del Estado el más estricto control y ejercicio del poder de policía, resulta imperioso buscar alternativas para la disposición, tratamiento, reciclado, o utilización de efluentes que mitiguen dichos impactos”. Y aseguró “una alternativa a lo expuesto lo constituye la producción de energía a partir de los mencionados efluentes”.

Finalmente el legislador indicó que ya se realiza esta actividad en varios lugares del país y del resto del mundo. Y remarcó “es clara la posibilidad de integrar la producción intensiva de carne a corral con la producción de bioenergía, una alternativa tangible que requiere una planificación clara con objetivos y metas a cumplir”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.