AMENAZARON A LA TITULAR DE DERECHOS HUMANOS DEL MUNICIPIO. LE DEJARON UNA BALA EN EL PARABRISAS


AMENAZARON A LA TITULAR DE DERECHOS HUMANOS DEL MUNICIPIO. LE DEJARON UNA BALA EN EL PARABRISAS

La subsecretaria de Derechos Humanos de la Municipalidad de Viedma, Gladys Cofré fue víctima de intimidación cuando encontró en el parabrisas de su auto particular una bala dentro de una bolsa. La amenaza provocó el inmediato repudio de todos, e incluso el intendente José Luis Foulkes hizo referencia al hecho a través de su cuenta de Twister. El Concejo Deliberante local también repudió el hecho.
“Quiero repudiar la amenaza que recibió en el día de hoy la Subsecretaria de Derechos Humanos de la Municipalidad de Viedma, Gladis Cofre. Las amenazas anónimas y cobardes no son aceptadas por esta sociedad que dejó hace muchos atrás estas prácticas de intolerancia. Hoy, en el Día Internacional de la No Violencia, quiero expresar que este equipo municipal seguirá trabajando por una sociedad más justa y con más derechos para todos, multiplicando las acciones y mensajes” señaló Foulkes en su mensaje en la red social.
La funcionaria, de amplia y reconocida trayectoria en el campo de los Derechos Humanos, halló una bala en el parabrisas, en un cobarde intento de amedrentamiento. Se desconoce si la munición estaba acompañada de alguna nota, pero la sola presencia de ese nefasto símbolo movilizó a muchos en repudio del hecho
Al respecto, el Concejo Deliberante de Viedma emitió un comunicado señalando que “está demás recordar que estos mecanismos de “apriete” buscan limitar el accionar de los organismos del Estado en cuestiones sociales, además de mantener viva una época oscura de nuestro país en donde la violencia era el mecanismo político por excelencia”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.