Alegatos en el juicio por la muerte de Ruth Sagaut: la sentencia se conocerá el 2 de enero

Minutos después de las 8:30 de hoy, la Cámara Segunda del Crimen de Bariloche, integrada por los Jueces Gregor Joos, Héctor Leguizamón Pondal y Rubén Marigo, escuchó los alegatos formulados por la querella, la Fiscalía de Cámara y la defensa en el juicio oral y público por el homicidio de Ruth Sagaut.

La querella
En primer término alegó el Dr. Slavko Jankovick en representación de la querella, quien en su alocución, entre otros conceptos, señaló que en estas actuaciones hay dos soluciones, o fue suicidio o fue homicidio. “La tesis del suicidio no es posible”, dijo, “…basta para demostrar lo inverosímil de la hipótesis del suicidio, mencionar que la víctima era madre de cuatro niños, pasó cerca de 8 años de una relación tormentosa de un matrimonio plagado de malos tratos, golpes y humillación y incluso algunos intentos de homicidio. Cuando se separa su vida cambió, consiguió trabajo, salió de las penurias económicas, de vivir en una toma, logró darle a sus hijos un lugar digno, ella estaba feliz con este cambio, había cambiado, empezó una relación amorosa, con un hombre que la trataba bien, quería a sus hijos…”, agregó.
Destacó que Ruth, para marzo de 2016, estaba pasando el mejor momento de su vida, si Ruth se hubiese quitado la vida, hubieran sido los hijos la que lo encontraran y ninguna madre haría eso. No se explica tampoco desde la prueba. Escuchamos al forense, dijo, en este sentido, recordó los dichos y la pericia del Dr. Sacomanno, señalando que las personas que se suicidan no presentan rastros de golpes, ya que había sangre, Ruth presentaba lesiones en su ojo, también tenía un golpe en el tórax, entre otras consideraciones, que lo llevaron a afirmar que Ruth no se ahorcó, fue estrangulada por atrás, fue puesta inconsciente, “noqueada” por su atacante y luego estrangulada, nadie se suicida tirándose para adelante, recordó los dichos del forense. Destacó el informe de Emilio Silva, subcomisario integrante del Gabinete de Criminalística de la Policía de Río Negro, se refirió a la declaración de la niña. Destacó que el 17 de marzo el imputado, Claudio Osman, estaba enojado, estaba en su remise a la vuelta de la casa. Dos testigos lo vieron entrar enojado a la vivienda donde estaba Pérez y Ruth, tiró la llave con insultos, con expresiones agraviantes. Los dos hombres salieron al patio, Pérez se fue y Osman volvió, seguramente le tocó la puerta a Ruth, y ella le abrió. En este sentido señaló que Ruth mas allá de las discusiones siempre le abría la puerta, yo no tengo dudas que Ruth le abrió la puerta y ya estando adentro la golpeó, la dejó inconsciente, y con una soga, el homicidio ya se había cometido, armó la dramatización de salir y tocar el vidrio. Posteriormente relató detalles probatorios, tales como el secuestro de dos juegos de llaves. Destacó que en la inspección ocular la semana pasada “…vimos que el barrote se encuentra entre el vidrio y la cortina y es inverosímil que ante esta situación no la viera, desde afuera..”Destacó los testimonios, las intervenciones profesionales, en resumen dijo “… las lesiones de golpes en el pecho, las marcas, la horizontalidad de los rastros de sangre en la pared en el piso en el ADN en la soga, todo indica que Ruth fue ataca, y si descartamos el suicidio la única persona que tuvo la oportunidad de hacerlo fue Osman. “Esta tragedia, dijo, es una sucesión de hechos en contexto de violencia de genero, en este sentido señalo testimonios que revelaron episodios de violencia, golpes, una mordida en el brazo para arrebatarle el teléfono, cuando Osman intentó estrangularla la propia Ruth le mandó la foto a su amiga Yamila Torres, quien reconoció la foto en este debate. Ese día estaba furioso ya que la había perdido para siempre, que sus hijos le dirían a Pérez ‘papá’, mostró su incapacidad de entender a las otras persona, entro a su casa y la asesinó. Solicitó prisión perpetua.

La Fiscalía
El Fiscal de Cámara comenzó su alegato mencionado que el Estado de la Provincia de Río Negro, viene a sostener la teoría del caso, señalando que efectivamente Claudio Osman ha quitado la vida a Ruth Sagaut.
Destacó el cúmulo de información que no se encuentra controvertida, en este sentido señaló:
1. Osman se hizo presente en la casa de Sagaut, en la hora y fecha señalada.
2. Osman no lo niega, testigos vieron a Osman que llegó como “sacado”.
3. Osman llegó enojado. Con bronca y manifiestos gestos de frustración, más allá de lo normal.
4. Hay sobrados antecedentes de violencia de género a lo largo de su historia, la rebajaba, la trataba de inútil, rompió una casilla.
5. Osman discutió con Pérez y decidieron salir afuera de la vivienda y finalmente se calmaron los ánimos.
6. Osman le expresó a Pérez frases agraviantes: Se despidieron de manera pacífica.
7. Que Osman se dirigió al interior, en cambio Pérez fue a la casa de los unos amigos.
8. 10 y 15 minutos más tarde apareció Osman diciendo que Ruth se habría ahorcado.
9. Los testigos vieron a Osman despacio y mirando su teléfono.
10. La vivienda se encontraba abierta.
11. Que Pérez y Osman la cargaron en el remisse.
12. Ruth Sagaut llegó muerta la hospital.
13. Ruth presentó cuadro de asfixia.
14. Un elemento central, no que ha sido objeto de controversia, es el informe de la psiquiatra Verónica Martínez.
La Fiscalía sostiene que la presencia en el interior de la vivienda, de Osman, se encuentra acreditada. Osman estuvo y allí perpetró el crimen,
Destacó Lozada la prueba científica adjuntada, el informe de Emilio Silva, el informe de Saccomanno, de la médica La Spina.
“.. lo cierto es que Ruth Sagaut nunca se colgó”, señaló. No resulta creíble que sosteniendo el cuerpo de Ruth con la otra mano pudiera desatarla, es altamente probable que el imputado hubiera intentado colgarla, pero por el peso de Ruth le resultaba imposible.
Por otro lado dijo que no se explica de qué modo se produjeron las lesiones de Ruth, sólo que se golpeó en la ventana, pero el marco estaba a la derecha, y las lesiones fueron en el lado izquierdo.
“La hipótesis no cierra, Ruth estaba enamorada en enero de 2016, había iniciado una nueva vida, había encontrado una persona con la que compartía su cotidianidad, que incluía a sus hijos, ella estaba feliz por acceder a una vivienda, podía ducharse, estaba muy contenta, Ruth estaba feliz porque había conseguido trabajo en blanco en el hotel Panamericano, era valorada y respetada,
Cae la hipótesis del suicidio, cae la hipótesis de la defensa, la personalidad con rasgos narcisistas egocéntricos, paranoides. Destacó como “inaudito” que no avisara a vecinos cercanos, que no llamara a 911 a sus colegas remiseros, “…son circunstancias francamente increíbles que se contradicen con las conductas de cualquier persona normal…”
¿Cuál fue el devenir de los hechos? Se preguntó: no fue un suicidio, Osman estaba enojado, fue a poner las cosas en su lugar, ingresa, le pega un golpe con el anillo, le produjo una lesión en el ojo izquierdo, posiblemente la derribó, y utiliza la soga que Ruth había comprado para atar al perro. El nudo de una compleja confección, un especialista dijo que se parece que aquellos que habitualmente hacen los transportistas para atar la lona, y Osman trabajó como transportista.
Con respecto al ADN señaló que en el nudo de la soga se halló material genético a Ruth y no de Osman. “Señores Jueces, dijo Lozada, eso no es cierto, basta lee el informe de Vanelli Rey, en ambos extremos y en el nudo se detectó ADN de ambos”. Solicitó prisión perpetua. Destacó el proceso ejemplar.

La Defensa
Finalmente alegó el Dr. Sebastián Arrondo, defensor particular del imputado, quien afirmó que no está comprobada ni la autoría ni la materialidad y adelantó que solicitaría la absolución.
Destacó que ninguno de los testimonios nos habló de violencia física. Podemos advertir que la familia no se llevaba bien con Osman, las amigas, pero no demostraron violencia en la relación. ¿Cual es el delito de la personalidad fuerte? destacó. Nadie vio ejercer violencia, se hablan de anécdotas, hay mucha carga emotiva, quiero ser práctico, ser técnico, señaló el defensor. Soslayó que los rasgos de personalidad no lo convierten en asesino. Sostuvo que la denuncia fue por infidelidad. Afirmó que hay dos situaciones “que no cierran” y que desvelan al fiscal y a la querella. En ese sentido señaló el testimonio de la nena y las pericias y testimonios de los psicólogos especialistas. Por otra parte señaló tener una visión distinta de la pericia psquiátrica. “Martínez nos habló de una personalidad narcisista, yo me pregunto, aquí en esta sala, con esos rasgos hay por lo menos 20 personas que tienen esos rasgos, eso no lo convierte en un asesino”, afirmó.
Refirió que la barra de la cortina resiste el peso. Ello se probó en tres oportunidades. Con respecto al nudo de la soga , “ahí estaba el ADN de Ruth, es contundente”, señaló.
El defensor pidió a los jueces que la repercusión social no influya, destacando una vez más que no existe certeza que permita condenar a Osman.
La sentencia se conocerá el 2 de enero de 2017 a las 12 horas. Para ello el Tribunal habilitó la Feria Judicial.