A la AIC la producción no le interesa, dijo :”Ocampos”


Como pocas veces en su historia, la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) ha demostrado, en estos días, su desinterés por la producción de frutas y verduras en la zona valletana.

Ha dispuesto, sin consultar a los sectores de la producción, clausurar la temporada de riego 2016/17, mas de treinta días antes de lo que marca el calendario histórico de la actividad.

El argumento, es la pobreza hídrica del año y los bajos niveles de los embalses, que se viene manifestando desde el año pasado.

El consumo humano y el riego de la producción primaria, han sido, desde siempre, las prioridades que se han atendido desde la administración de los caudales. Fue una de las razones de ser de la construcción de los grandes embalses, además de evitar los daños por las crecidas y desbordes, y la generación eléctrica que era la tercera prioridad.

Pero esa tercera prioridad pasó al primer lugar, en los conceptos modernos que dominan la conducción de la AIC, un organismo burocratizado y atado a intereses extrarregionales.

Para esta medida restrictiva del uso del riego, no se tuvo en cuenta las necesidades de los productores de verduras, que mantienen su actividad hasta entrado el invierno ni tampoco de los productores de fruta, que aun cuando terminan de cosechar algunas variedad en abril, deben realizar tareas en sus frutales, para prepararlos para el invierno y la próximo temporada productiva, y necesitan agua desde los canales.

Ya lo he dicho otras veces, pero esta inesperada decisión me lleva a reiterar que hace falta un cambio de mentalidad y de concepción en el manejo de la AIC, que debe integrarse al quehacer regional, colaborar en todo lo que pueda con los productores y dejar de ser un contrapeso para la dinámica productiva. Hoy, la AIC ha demostrado que no le interesa la producción ni los productores.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.