2.600 despedidos en la Administración Pública Nacional


Así surge de un relevamiento efectuado por UPCN y ATE. Sólo el 31 de Diciembre cayeron 1.200 contratos que llegaron a su fin y no fueron renovados. El gobierno los justificó en el alto ausentismo.

No hay despidos masivos. Tal vez son 600, la mitad de lo que dicen. Todos los casos tienen una justificación en base al control de presentismo y la evaluación interna.
(Andres Ibarra, Ministerio de Modernización)

Según el relevamiento efectuado por los gremios UPCN y ATE, los organismos que más bajas sufrieron hasta ahora fueron Fabricaciones Militares, con 354 despidos y la Televisión Digital Abierta, con 180. La cifra aumentaría a 2.600 en total al mes de marzo y si se tiene en cuenta el anuncio de reducción de personal realizado por el Jefe de Gabinete Marcos Peña, en total llegarían a unos 30.000 durante el año.

Según el artículo 9 de la ley de empleo público (25.164) no debería haber más de 15% del total de empleados públicos con contrataciones temporarias. Hoy ese tipo de contratos estaría por encima del 30%, con lo cual, cumplir con esa la ley requiere achicar en 30 mil la cantidad de empleados contratados.

ATE llamó para hoy al primer paro nacional de estatales del año. Ese gremio acusa a sus pares de UPCN de haber haber sido contemplativos con el gobierno.

“El ajuste de Macri no es redituable, si lo quieren buscar desde el Gobierno por el lado del ahorro. En 2016 echaron a 10.000 personas de bajo rango, pero incorporaron otras 10.000 con salarios más altos, de 70.000 pesos”
(Hugo Godoy, ATE)

En paralelo, el Gobierno impulsa un plan de retiro voluntario y de jubilación anticipada como parte del ajuste. Uno de los casos paradigmáticos sería el del Correo Argentino, que cuenta con más de 16.000 empleados y es una de las empresas del Estado que más dinero le demanda al Tesoro.

El objetivo a corto plazo de la compañía postal sería reducir al menos un 10% de su plantilla. De concretarse, elevaría el cálculo de bajas que pronosticaron los dos gremios estatales.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.